Es noticia:

Los malos más sádicos de las series de televisión

Ivar en «Vikingos», Ramsay en «Juego de Tronos», Villanelle en «Killing Eve», Cornelius Hickey en «The Terror», Negan en «The Walking Dead» o Gus Fring en «Breaking Bad» son algunos de los personajes más maquiavélicos que ha dejado la pequeña pantalla en los últimos años

Ramsay («Juego de Tronos»), Tuco Salamanca («Better Call Saul») o Ivar («Vikingos») son algunos de los peores malos del momento - ABC | Vídeo: Algunos de los «malos» más sádicos de las series
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

[Alerta: Este artículo contiene 'spoilers'. Lea bajo su propia responsabilidad]

A la mayoría no los puedes ni ver. Con otros, incluso, consigues empatizar. Y algunos de ellos –pocos, todo sea dicho– acaban cayéndote bien. Los «malos» en las series de televisión son tan necesarios como las propias tramas, los diálogos o el vestuario. A menudo insoportables y muy inteligentes, nuestros héroes de las series de televisión tienen que llevar a cabo todo tipo de tretas para tratar de superarles. Y a menudo, ni con esas lo consiguen.

Ficciones nacionales o internacionales. En dramas, thrillers, comedias o lo que se tercie. Los villanos de las ficciones televisivas son un reclamo para cualquier buena producción que se precie. ¿Sus factores comunes? El ansia por el poder, auténtico talento para manipular y capaces de hacer cualquier cosa por conseguir lo que quieren. Repasamos en ABC Play los «malos» más «odiosos» y sanguinarios de algunas de las series más vistas de los últimos años.

Ivar Ragnarsson («Vikingos»)

El hijo menor del legendario guerrero nórdico Ragnar Lothbrok en «Vikingos» es uno de los personajes más icónicos de la serie. A punto de estrenar la segunda parte de su quinta temporada, Ivar «Sin Huesos» o «El Deshuesado», que nació sin estructuras óseas en sus brazos y piernas, suple sus «carencias» con su ambición desmedida y un odio desmesurado hacia todo y todos lo que le rodean.

Interpretado a las mil maravillas por Alex Hogh Andersen, Ivar ha demostrado ser capaz de cualquier cosa por acercarse al poder: manipular a quién haga falta, destruir lo que sea e incluso de rebelarse contra sus propios hermanos –y si es necesario, también matarles–.

Gus Fring («Breaking Bad»)

Bajo su fachada de empresario solidario y comprometido con la ayuda humanitaria se esconde el villano de «Breaking Bad» por antonomasia, interpretado en la pequeña pantalla por Giancarlo Esposito. Su negocio de cabecera, «Los Pollos Hermanos», oculta el centro neurálgico del narcotráfico de Albuquerque, la ciudad del estado estadounidense de Nuevo México en la que está ambientada la aclamadísima serie de AMC.

Su angelical apariencia esconde su auténtico carácter: despiadado, cerebral y maquiavélico, que hace que para el espectador sea un auténtico regalo esa escena en el hospital junto a Héctor Salamanca (Mark Margolis) en el final de la cuarta temporada de «Breaking Bad».

Villanellele («Killing Eve»)

La ficción de BBC América, que en España se puede ver a través de HBO, es, sin duda, una de las grandes series de la temporada televisiva. En ABC, Federico Marín dijo de ella, tras visionar el primer episodio, que «no hay muchas series que hayan despertado tanta expectación después de un solo capítulo» y la definió como «un cóctel que entra solo, con unos ingredientes muy bien elegidos».

Uno de ellos es la sádica asesina a sueldo Villanelle, interpretada por la joven Jodie Comer, con la que se obsesiona la «otra» protagonista de la serie, la investigadora Eve Polanstri (Sandra Oh), del servicio de inteligencia de Reino Unido. Despiadada y sin escrúpulos, la sanguinaria Villanelle no tiene ningún reparo en acabar con todo aquel que se entrometa en su camino.

Berlín («La casa de papel»)

«La casa de papel» es una de las series más exitosas del momento en todo el mundo. La ficción de Atresmedia, Vancouver Media y que ahora prepara una nueva temporada a través de Netflix, triunfa en todo el planeta gracias a la plataforma. Inspirada en «Reservoir Dogs», la primera película de Quentin Tarantino, «La casa de papel» cuenta la historia de un peculiar grupo de ladrones que, sin conocerse de nada, efectúa un asalto multimillonario a la madrileña Fábrica Nacional de Moneda y Timbre con nombres en clave de ciudades del mundo.

Dirigidos por El Profesor (Álvaro Morte), entre los criminales hay perfiles del todo tipo, pero ninguno tan sanguinario como Berlín. Interpretado por Pedro Alonso, Berlín es tan frívolo, calculador y maléfico que se convierte, por méritos propios, en uno de los grandes personajes de la serie.

Martin Brenner («Stranger Things»)

La villa ficticia de Hawkins también cuenta con su villano en «Stranger Things». Más allá de los monstruos y criaturas extrañas a los que tienen que hacer frente Eleven, Dustin, Mike y compañía, los jóvenes protagonistas de la serie de Netflix, también se las tuvieron que ver en la primera temporada con el siniestro doctor Martin Brenner, interpretado en la serie por Matthew Modine. Director del Laboratorio Nacional de Hawkins, el científico se dedicaba a experimentar con la pequeña Eleven, llevando al máximo extremo sus capacidades físicas y sobre todo, mentales. Cuando consigue escapar, Brenner trata desesperadamente de encontrarla.

Por todo ello le odiaban los millones de espectadores de la serie... pero de lo que Modine se «defiende». «El Doctor Brenner sabe lo peligrosa que es ella (Eleven). Por eso es por lo que trata desesperadamente de traerla de vuelta al laboratorio», trató de excusarse el actor, en una entrevista a «Yahoo». Sus explicaciones, no obstante, no lograron convencer a los fans de «Stranger Things».

Claire Underwood («House of Cards»)

La primera mujer en la lista no podía ser otra que la gran antiheroína de «House of Cards»: Claire Underwood. Interpretada por Robin Wright, Claire es la cabeza pensante de la mayoría de fechorías de su marido, Frank (Kevin Spacey) para alcanzar el poder.

Claire es manipuladora, con un ansia de mando desmedida y corrupta. Con todo ello, su presencia en «House of Cards» es uno de los grandes atractivos de la serie.

Tuco Salamanca («Better Call Saul»)

Este sádico narcotraficante al que da vida Raymond Cruz fue parte importante de la primera temporada de la célebre «Breaking Bad» y como no podía ser de otro modo, también lo es de su «spin off», «Better Call Saul». Ambientada un tiempo antes de que Walter White (Bryan Cranston) y Jesse Pinkman (Aaron Paul) se erigiesen como capos de la droga en «Breaking Bad», «Better Call Saul» se centra en la historia del abogado Jimmy McGill –conocido posteriormente como Saul Goodman–, al que interpreta en la pequeña pantalla Bob Odenkirk, y en todos los problemas que ha tenido que afrontar en su vida hasta ponerse al servicio de los protagonistas de «Breaking Bad».

Y entre sus mayores quebraderos de cabeza, como no podía ser de otro modo, está el malvado Tuco Salamanca, un asesino que vende (y consume) drogas y que no tiene ningún tipo de pudor para eliminar de un plumazo todo aquello que se entrometa en su camino en la serie de AMC. «Cualidades» que ha aprendido de su tío, el maquiavélico criminal Héctor Salamanca, al que interpreta Mark Margolis, el actor «fetiche» por excelencia del cineasta Darren Aronofsky.

Khaled Ashour («El Príncipe»)

Una de las series españolas de referencia en la última década también tiene a su «malo malísimo». Khaled Ashour (interpretado por el francés Stany Coppet) podría ser el equivalente en «El Príncipe» a Gus Fring en «Breaking Bad». Un escurridizo narcotraficante tan inteligente como despiadado pero que, para más inri, somete hasta las últimas consecuencias a su mujer, Fátima Ben Barek (Hiba Abouk).

Los esfuerzos por detenerle de la Policía Nacional, encabezada por Javier Morey (Álex González) y Fran Peyón (José Coronado), resultan baldíos en la inmensa mayoría de ocasiones, de las que Khaled consigue salir indemne. El trabajo de Coppet en «El Príncipe», así las cosas, le corona como uno de los «malos» más odiosos de la televisión. La serie, uno de los diamantes en bruto de Telecinco, se está reemitiendo ahora en Divinity.

Cornelius Hickey («The Terror»)

Mucho se está hablando en los últimos meses acerca de la primera temporada de «The Terror». La genial serie de AMC, inspirada en la historia real de la expedición perdida de John Franklin en el Ártico a mediados del siglo XIX, es una de las series del momento por su historia y protagonistas.

En ella, Adam Nagaitis se pone en la piel del malvado marinero Cornelius Hickey, un auténtico manipulador capaz de liderar un motín contra los líderes de la expedición las veces que haga falta y de aniquilar a quién sea necesario. Y también, todo sea dicho, de comerse a sus propios compañeros.

Ramsay Bolton («Juego de Tronos»)

Hablando de villanos, no podía quedarse fuera de la lista el sádico Ramsay Bolton. El despiadado asesino en serie de «Juego de Tronos», interpretado por Iwan Rheon, es uno de los personajes más odiados e icónicos de la exitosa serie de HBO.

Su sonrisa de psicópata y sus ansias de matar por matar sacan a la luz su verdadera y mortífera naturaleza. Características que le hacen ubicarse en la lista por encima de Cersei Lannister, otra de las almas más despiadadas de «Juego de Tronos».

Kieran Wilcox («Scream»)

La adaptación a la pequeña pantalla de «Scream», la exitosa película de Wes Craven, es una de las series slasher de los últimos años. La ficción de MTV y Netflix, que investiga una serie de asesinatos en serie que se producen en torno a la joven Emma Duval (Willa Fitgerald), tiene como gran antagonista a Kieran Wilcox, interpretado por Amadeus Serafini.

Kieran es un joven que llega a Lakewood, la ciudad en la que está ambientada la ficción, en la primera temporada de la serie. Un chico aparentemente tranquilo y algo siniestro, pero que bajo su misteriosa apariencia esconde un lado de lo más maquiavélico y macabro, que le hace ser capaz de cualquier cosa por hacer el mal.

Negan («The Walking Dead»)

No hay ninguna duda de que «The Walking Dead» es una de las series más sanguinarias del momento en televisión. El apocalipsis zombi de AMC lleva desde 2010 en el grupo de cabeza de la parrilla televisiva, ganando adeptos temporada a temporada.

Y hablando de villanos, sadismo y crueldad, tampoco podía faltar en la lista el maquiavélico Negan. Cabeza visible de la violenta banda de «Los Salvadores», Jeffrey Dean Morgan da vida a uno de los asesinos más despiadados de la serie, que acompañado de «su» característica Lucille (un bate de béisbol con púas y alambre de espino) siembra el terror entre Rick Grimes (Andrew Lincoln) y su «familia».

Junto a Negan, otro gran candidato a entrar en esta lista bien podría ser Philip Blake, «El Gobernador» (David Morrissey). Más frío y calculador que Negan, aunque no tan maquiavélico, y con su parche en el ojo por bandera, «El Gobernador» supuso uno de los mayores peligros para el grupo de Rick.