Es noticia:

Hollywood, contra Kevin Spacey tras su polémico vídeo sobre sus presuntos abusos sexuales

Rostros reconocidos como las actrices Ellen Barkin y Alyssa Milano o el cineasta Jon Favreau cargan contra el actor, que se enfrenta a una posible pena de cinco años de prisión

Kevin Spacey, en el vídeo que ha subido a YouTube
Kevin Spacey, en el vídeo que ha subido a YouTube - YOUTUBE
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

A finales de octubre de 2017, con el movimiento #MeToo empezando a ver la luz, el actor Anthony Rapp desveló que el reconocido intérprete Kevin Spacey, uno de los artistas de referencia en Hollywood durante las últimas décadas, habría abusado de él cuando tenía catorce años. Una confesión que comenzó a dilapidar la carrera del aclamado actor, que se declaró homosexual después de aquello y que, aunque negó las acusaciones de Rapp, apenas ha vuelto a trabajar desde entonces en una industria que le da la espalda.

Tras las declaraciones de Rapp, Netflix, la plataforma en la que Spacey protagonizaba «House of Cards», decidió despedir al actor y asesinar a su personaje en la serie. Un movimiento que le costó cerca de 40 millones de dólares, pero con el que la multinacional se desligó del intérprete, que también iba a protagonizar en Netflix un filme sobre la vida del escritor Gore Vidal. Movimiento similar al que llevó a cabo días después Ridley Scott, que decidió sustituir a Spacey por Christopher Plummer en todas las escenas de «Todo el dinero del mundo». En parte como un reconocimiento a ello, Plummer fue nominado al Oscar a Mejor Actor de Reparto el pasado año.

Quien sí decidió mantenerle en su papel fue James Cox, que le dio la batuta en «Billionaire Boys Club», la última película protagonizada por Spacey y que, víctima del boicot al actor por sus presuntos abusos, apenas recaudó 300 dólares en Estados Unidos. Números que están en las antípodas de los registros del intérprete en el pasado, en el que protagonizó la exitosa cinta «Seven» y se llevó el Oscar a Mejor Actor en «American Beauty» y a Mejor Actor de Reparto en «Sospechosos habituales».

Condenado al ostracismo por lo sucedido por Rapp y después de que, en el último año, otros treinta hombres hayan asegurado haber sido víctimas de Spacey, este 24 de diciembre se hizo pública la primera acusación penal contra el actor. El intérprete deberá personarse el 7 de enero en los juzgados de la isla de Nantucket para hacer frente a un presunto cargo de abuso sexual, por el que podría enfrentarse a cinco años de prisión.

Instantes después de que se conocieran los cargos, Spacey dio la cara por primera vez en más de un año. Lo hizo a través de un vídeo en su canal de YouTube en el que se hizo pasar por Frank Underwood, su personaje en «House of Cards», para dar un discurso. «Let me be Frank» (o «déjeme ser franco») se titula la pieza, de doble sentido, y en el que no queda claro si Spacey habla desde su punto de vista o desde el de Underwood. «Queréis que vuelva», dice el actor a sus seguidores. «En esta vida no he pagado por todo lo que he hecho y no voy a pagar por lo que no he hecho. No os iréis a creer algo de lo que no hay pruebas, ¿verdad?», expresa Spacey.

Ellen Barkin y Alyssa Milano, muy críticas

El vídeo, que suma más de seis millones y medio de reproducciones en su primer día en el canal, no ha tardado en suscitar reacciones en la industria audiovisual. La reconocida intérprete Ellen Barkin, nominada a dos Globos de Oro por «Una rubia muy dudosa» y «Alas cortadas», se despachó a gusto contra el actor. «Desafortunadamente, no vas a ser Fran nunca más. Debe ser difícil para ti ser un depredador sexual y un pedófilo. Pero lo que sí que puedes ser es un prisionero. Y nos encantaría verlo», publicó en su Twitter, en el que Barkin fue más allá. «Los crímenes de Frank Underwood son ficción, pero los de Kevin Spacey no», enfatizó.

Punto de vista similar en el que se expresó Alyssa Milano, conocida por interpretar a Phoebe en la serie «Embrujadas» y una de las instigadoras del #MeToo. «Es escalofriante», dijo sobre el vídeo. A sus críticas se sumó el actor y director Jon Favreau, al frente de la cinta de acción real de «El Rey León». «¿Está utilizando Kevin Spacey el mismo equipo legal que Donald Trump?», se cuestionó, con ironía. Con humor también se expresó el guionista Craig Mazin, responsable del guion de «Scary Movie 3», «Scary Movie 4» y de la segunda y tercera parte del filme «Resacón», así como de la serie «Chernobyl», que llegará en 2019 a HBO. «Lo único positivo del vídeo de Kevin Spacey es que podemos mirarlo y decir: “Esto es lo que pasa cuando no tienes un guionista”», escribió en su Twitter.

Otras personalidades del sector, por el contrario, sí que rompieron una lanza en favor de Spacey. O al menos, de sus facultades interpretativas. Carlos Montero, célebre escritor argentino y ganador de cuatro Premios Emmy, elogió el talento del actor. «La ausencia de Kevin Spacey le quitó toda la magia a “House of Cards”. Nadie es imprescindible, pero cómo se nota cuando no están», escribió. Punto de vista similar al que enfocó la célebre escritora venezolana Ibéyise Pacheco, que cuenta con casi dos millones de seguidores en Twitter. «¡Qué gran actor Kevin Spacey!», enfatizó.

También salió al paso del vídeo de Spacey el actor Héctor Manrique. «Kevin Spacey reaparece para defenderse con este vídeo que es 100 veces mejor que la última temporada completa de “House of Cards”», sentenció, en línea con lo que expresado por Montero. El cómico español David Suárez, protagonista de la webserie «Vincent Finch: Diario de un ego», también se expresó, con su particular humor ácido: «Kevin Spacey es mi segundo viejo, rico, maricón favorito».

Entre la incertidumbre por el vídeo de Spacey, se hizo viral el «tuit» de una joven que opinaba sobre lo sucedido. «Kevin Spacey envía un vídeo perturbador y la cuerda de hipócritas lo que hacen es decir cuánto lo extrañan y que tan buen actor es. Señores, este tipo es potencialmente un pedófilo en la vida real. No en la televisión. En la vida real. Están enfermos», escribió la usuaria, aplaudida en redes sociales.