La pelea de Cádiz con su Historia

La posibilidad de que un barco que zarpó de puerto gaditano fuera el primero en colonizar la Antártida sería motivo de interés en cualquier otro lugar

CádizActualizado:

Cádiz es una ciudad, una provincia, especializada en dejar escapar sus muchas y grandes oportunidades para aprovechar un patrimonio histórico y cultural imponente. El hecho de haber sido cruce de continentes y mares le ha reportado una riqueza que, de forma inexplicable, suele permanecer oculta salvo en contadas ocasiones. Hace ya unos cuantos años, al comienzo de la década, se hizo célebre el expolio del espectacular tesoro de la fragata ‘Nuestra Señora de las Mercedes’, hundido frente a las costas gaditanas a comienzos del siglo XIX. Fueron unos cazatesoros norteamericanos los que lo encontraron y lo sacaron. Voló al otro lado del Atlántico y tras un largo pleito, el Gobierno de España logró recuperarlo para exponerlo a cientos de kilómetros de donde volvió a emerger a la superficie, concretamente en el Museo Nacional de Arqueología Subacuática de Cartagena. Tras años de litigio, España consiguió que la justicia estadounidense le diera la razón y el tesoro volvió pero no a Cádiz.

Una vez más, se escapaba una excelente oportunidad. Esa sensación frustrante reaparece cada cierto tiempo. Ahora, a escala mucho menor, resulta sorprendente el silencio alrededor de un buque que zarpó de Cádiz el 11 de mayo de 1819, con un veterano de la Batalla de Trafalgar al mando. Se llamaba ‘San Telmo’ y su rastro se perdió cuando trataba de doblar el Cabo de Hornos, entre tormentas. Ahora, un estudio universitario sostiene que fue, con toda probabilidad, el primer barco tripulado que llegó y colonizó la Antártida. Aunque sea tan sólo una sospecha, una teoría, irrita pensar en lo que harían con esa posibilidad en cualquier otro rincón del mundo.