Todos los coches eléctricos a la venta en España, desde 16.150 euros

Los anuncios de veto a los diésel, gasolina e híbridos por parte del Gobierno coinciden con la llegada de nuevos modelos al mercado

MADRIDActualizado:

la transición hacia vehículos cada vez menos contaminantes es imparable. El interés de los consumidores, el propio mercado o las imposiciones de las administraciones -algunas de ellas dispuestas a restringir el uso de los coches diésel, gasolina e incluso de gas e híbridos- marcan un futuro en el que el hidrógeno y la electricidad se van a ir imponiendo a otras opciones. La pila de combustible todavía presenta muchos problemas para que sea una realidad palpable. Por ejemplo, en España existen no más de siete puntos donde poder repostar hidrógeno, con lo que esta tecnología dista mucho de convertirse en algo viable a corto plazo.

Tampoco se puede asegurar que abunden los puntos de recarga para coches eléctricos, pero iniciativas como la presentada la semana pasada por Endesa, que contempla instalar más de 100.000 puntos de recarga en 5 años, hacen que poco a poco el coche eléctrico vaya despegando y sea cada vez más viable, sobre todo, para desplazamientos de tipo urbano.

Las ventas de vehículos electrificados en todo el mundo en los nueve primeros meses de 2018 han crecido un 68 por ciento en comparación con el mismo período de 2017, hasta las 1.279.000 unidades, según un informe del fondo de inversiones WisdomTree.

Los vehículos eléctricos puros a lideraron las ventas en un 61 por ciento, mientras que los eléctricos híbridos crecieron un 36 respecto a los nueve primeros meses del año pasado. La Agencia Internacional de Energía (IEA) espera que los vehículos eléctricos se conviertan en un mercado «masivo» en los próximos diez o quince años. Esta cifra les da un peso en el mercado total del 1,8 por ciento, de acuerdo con el estudio.

Movilidad compartida

El desafío por una movilidad sostenible es una preocupación cada vez más asentada entre los conductores españoles. Según el estudio «Españoles ante la Nueva Movilidad», elaborado por el Centro de Demoscopia de Movilidad en el que participan PONS Seguridad Vial, Autofácil, WiBLE, AutoScout24 y Moovit, la mitad de los españoles estarían dispuestos a cambiar su forma de movilidad, incluso a vender su coche, si se les garantizara una solución de movilidad eficiente para sus desplazamientos personales y profesionales.

En la Unión Europea al menos el 60 por ciento de la población vive en núcleos urbanos de 10.000 o más habitantes. La movilidad de este porcentaje de población ocasiona el 40 por ciento de todas las emisiones de CO2, dentro del sector transporte, en Europa. Por lo tanto, el reto de una movilidad eficiente es un desafío planetario. De esta forma, desde ONU Habitat se espera que los desplazamientos dentro de los núcleos urbanos (en términos de kilómetros recorridos) se tripliquen o incluso cuadripliquen entre 2018 y el año 2050.

La aprobación de nuevas normativas de circulación, la calidad del aire, así como la pérdida del vehículo en propiedad, o el desarrollo de nuevas tecnologías y «Smart Cities» (ciudades inteligentes) están favoreciendo el transporte multimodal que permiten al usuario cambiar de un medio a otro de un forma fácil y rápida. Cobra especial peso el «carsharing» o coche compartido. Según Javier Martínez Ríos, ejecutivo de WiBLE, este sistema «se adapta a las necesidades del usuario ya que, además de reducir las emisiones de gases contaminantes y descongestionar las ciudades».

Así, el coche compartido es la alternativa preferida de transporte (30 por ciento de los votos) que elegirían los españoles para desplazarse a diario, seguido del autobús con un 22 por ciento. La evolución al viaje multimodal contempla alternativas como la bicicleta (normal y eléctrica), el alquiler de motos y patinetes y el transporte público convencional (autobús, metro, tren y taxi).

Todos los eléctricos a la venta en España

-Renault Kangoo ZE: desde 16.150 euros con batería en alquiler; y desde 24.000 euros con batería en propiedad

-Citroën e-Berlingo: desde 20.400 euros

-Peugeot i-On: desde 20.950 euros

-Citroën C-Zero: desde 21.778 euros

-Volkswagen e-up!: desde 22.800 euros

-Smart EQ fortwo: desde 23.585 euros

-Citroën e-Mehari: desde 23.706 euros

-Smart EQ forfour: desde 24.295 euros

-Mitsubishi i-MIE: desde 25.000 euros

-Renault Zoe: desde 27.200 euros

-KIA Soul: desde 30.827 euros

-Nissan e-NV 200: desde 32.446 euros

-Hyundai Ioniq: desde 33.125 euros

-Nissan Leaf: desde 33.400 euros

-Peugeot Partner: desde 34.124 euros

-Volkswagen e-Golf: desde 36.015 euros

-Hyundai Kona: desde 37.500 euros

-BMW i3: desde 38.250 euros

-Hyundai Nexo e-cell: desde 69.000 euros (eléctrico de pila de hidrógeno)

-Jaguar i-Pace: desde 79.100 euros

-Audi e-Tron: desde 82.400 euros

-Tesla Model S: desde 88.600 euros

-Tesla Model X: desde 96.230 euros

-Renault Master ZE: ya se puede encargar, pero no tiene precio