Así dejan los asientos en Moratalaz
Así dejan los asientos en Moratalaz - Víctor lerena

Boicot a las nuevas marquesinas «antimendigos» en Moratalaz

Los antisistema quitan de los asientos la pieza que impide echarse en el banco, pese a que la ley obliga a colocarla

Actualizado:

El colectivo antifascista y anticapitalista Distrito 14 se ha rebelado contra las nuevas marquesinas del Ejecutivo de Ana Botella. Consideran que son «antipersonas», ya que el nuevo asiento está dividido por un aplique metálico que impide que alguien permanezca tumbado.

Desde hace un día, algunos jóvenes están retirando esa pieza y pintando en los paneles de cristal el «hashtag» -etiqueta- #arreglatumarquesina, que pretende que se eliminen cuantos más mejor y se extienda a otros barrios. Desde este movimiento que capitanea Distrito 14 consideran que es una respuesta al mensaje «claro y directo para las personas sin hogar» que ha dejado el Ayuntamiento. «Además de no dejarles dormir bajo un techo digno, les impiden también hacerlo en estas marquesinas nuevas», afirman en un comunicado.

Uso para discapacitados

Distrito 14 considera que de este modo es una forma «simbólica» de «denunciar el sistema capitalista que, teniendo más de tres millones de viviendas vacías en todo el Estado, se preocupa más de desahuciar miles de familias en vez de garantizar los derechos fundamentales de la gente». Indica mediante videos qué tipo de llave Allen hay que llevar para desatornillar el metal del asiento.

Esta iniciativa comenzó a realizarse en Chamberí el pasado mes de septiembre, después de que empezaran a instalarse las «marquesinas inteligentes». «Mobiliario inhumano», colocaban sobre los asientos después de retirar el aplique.

El Consistorio, por su parte, desconocía este hecho. Manifestó que la nueva fisonomía de esta infraestructura está contemplada por ley. Atiende al Decreto 1544/2007 de 23 de noviembre, por el que se regulan las condiciones básicas de accesibilidad y no discriminación para el acceso y utilización de los modos de transporte para personas con discapacidad.

Rápida difusión

La campaña se movió rápidamente ayer por las redes. Fue acogida por plataformas del 15-M:«¡Ni gente sin casa ni casas sin techo!». El objetivo, «liberar un espacio para dormir en la calle».

Distrito 14 considera que es una forma «simbólica» de «denunciar el sistema capitalista que, teniendo más de tres millones de viviendas vacías en todo el Estado, se preocupa más de desahuciar miles de familias en vez de garantizar los derechos fundamentales de la gente».

Marquesinas rentables

Estas acciones (grafitis y daños en el mobiliario urbano) están tipificadas en el artículo 625 y 626 del Código Penal, respectivamente. En el caso de las pintadas se consideran un delito de daños leves, por tanto, implica que se puede detener al autor y contará el hecho posteriormente en su historial de antecedentes penales.

La instalación de estas nuevas marquesinas, que además de inteligentes se definían como antivandálicas, ha estado rodeada de polémica por si generaban un dispendio. Pero el Ayuntamiento de Madrid no ha pagado ni pagará nada por su llegada; al contrario, ingresará en las arcas municipales alrededor de 150 millones de euros, ya que quien instale las marquesinas se queda con la mayor parte del negocio publicitario que éstas conllevan.

El concurso, adjudicado a la Unión Temporal de Empresas (UTE) Cemusa (filial de FCC) y JCDecaux –la única empresa que se presentó– es uno de los más solicitados por las empresas del sector: el negocio publicitario que se mueve en torno a estas 4.250 marquesinas, con 7.680 caras destinadas a la publicidad, es muy importante. 800 caras están reservadas para anuncios del Ayuntamiento.