Un joven vota en Argentina
Un joven vota en Argentina

Los países en los que se puede votar con menos de 18 años

Argentina fue el último en sumarse a la lista de estados que permiten ejercer el sufragio con 16 años

MADRIDActualizado:

La propuesta de rebajar la edad mínima exigida para ejercer el derecho al voto a los 16 años ya es una medida en firme en unos pocos países del mundo. En Argentina, por ejemplo, la era Kirchner dejó como parte de su legado la conocida como Ley del voto joven. Allí, desde 2012, se puede votar desde los quince años. Con dieciséis se puede en Cuba, Nicaragua y Ecuador. Como particularidad, cabe destacar que para los argentinos el sufragio a partir de los 18 pasa a convertirse en un deber. Argentina forma junto a Brasil y otros países iberoamericanos el reducido grupo de estados donde votar es obligatorio.

En el continente africano también se da algún caso, pero la ley es allí poco más que papel mojado. En el joven estado de Sudán del Sur la norma abre la puerta a que los menores de 18 años voten, pero la situación allí es tan problemática que no se ha podido celebrar un solo proceso electoral con normalidad desde que se proclamó la independencia en el verano de 2011. Dada la violencia que asuela al país, nadie se atreve a apostar que las que están previstas en 2018 vayan finalmente a tener lugar. Etiopía y Sudán sí permitían antes votar a los 17, pero en las últimas elecciones esa edad se elevó, informa Eduardo S. Molano.

Los únicos países europeos que ha instaurado el voto a los 16 son Austria y Chipre. En Eslovenia los jóvenes pueden votar a partir de los 16 si desarrollan algún trabajo remunerado. En Italia, el Movimiento 5 Estrellas de Beppe Grillo ha intentado en varias ocasiones abrir el debate sobre la edad para votar, pero ninguno de sus cinco proyectos de ley al respecto en esta legislatura ha prosperado, según informa Ángel Gómez Fuentes desde Roma.

Aunque la iniciativa de Grillo no ha tenido gran seguimiento en la prensa, sí se ha hablado mucho en las redes sociales, donde ha contado con el hastag #VotoA16Anni. Tiene una fácil explicación que el M5E haya promovido esta batalla, pues es el primer partido en Italia con el arco electoral más joven (18-25 años), y aumentaría su base de electores si se alargara el derecho de voto a los jóvenes con 16 y 17 años. Beppe Grillo razona su propuesta con estos argumentos: «A los 16 años se puede trabajar, pagar los impuestos, pero no se puede votar. Un joven no puede determinar su futuro mediante la elección nacional del gobierno de su país. Es un contrasentido porque el joven es el primero que tendría que expresarse sobre el futuro, porque él lo vivirá más que los demás», escribe Grillo.

Interés y participación

A favor de su propuesta se ha pronunciado, entre otros, el profesor de Demografía y Estadística social en la Universidad Católica de Milán, Alessandro Rosina: «Los jóvenes con 16 y 17 años en Italia son poco más de 1.100.000; con su voto, se permitiría que el numero de jóvenes con edad hasta los 35 años, tendría numéricamente el mismo peso que los electores ancianos desde 65 años en adelante. Sería una reforma a costo cero, añadiendo derechos sin quitárselos a los demás. En un país que envejece es importante dar peso a quien en el futuro pagará o se beneficiará más de las decisiones que se adoptan hoy. No es casual que Italia sea uno de los países con menos inversión social en las nuevas generaciones», afirma Alessandro Rosina. Cree este profesor que la introducción de este derecho de voto a los 16 años aumentaría el interés y participación de los jóvenes en la política, de la que hoy se sienten muy distanciados.

Irán, que permite votar con quince años, era el país que reconocía el derecho a una más temprana edad hasta que la Argentina kirchnerista llevara a cabo su polémica reforma. Sin embargo, como ocurre en el caso de Cuba a participación política de los jóvenes queda desvirtuada porque las elecciones allí están sujetas a infinidad de condicionantes y restricciones que hacen muy difícil hablar de democracia.