Una madre heroica, un adolescente y un militar, algunas de las víctimas del atentado de El Paso (Texas)

Solo siete de las veinte personas que fueron asesinadas por el supremacista Patrick Crusius tenían la nacionalidad mexicana, según han confirmado las autoridades

ABC
Actualizado:

La masacre cometida por un hombre en un centro comercial de El Paso (Texas), en EE.UU., tenía como objetivo causar el mayor número de víctimas de origen hispano, tal y como manifestó el atacante, Patrick Crusius, a través de un escrito de cuatro páginas distribuido a través de la red. Lo que tal vez Crusius no esperó, sin embargo, es que solo siete de las veinte personas asesinadas en la masacre resultaran tener la nacionalidad mexicana, según han confirmado las autoridades del país vecino. Un veterano del Ejército, una madre que escudó a su hijo de dos meses y un joven de 15 años fueron algunos de los abatidos por los disparos del agresor supremacista. Estas son sus historias.

Arturo Benavides

Arturo Benavides, de 60 años
Arturo Benavides, de 60 años - Facebook

El veterano del Ejército estadounidense Arturo Benavides, de 60 años, había acudido junto a su mujer al centro comercial Cielo Vista, cerca de la frontera con México, cuando una lluvia de balas asedió de pronto el complejo. Ella logró escapar, pero Arturo, «Turi» para los suyos, no corrió la misma suerte. En medio del caos, varios familiares se embarcaron en una búsqueda en las redes sociales para averiguar cuál había sido su destino, manteniendo la esperanza de siguiera con vida.

La nieta de Benavides, Jacklin Luna, lo describió como una persona «de voluntad férrea, cariñoso y dedicado que conocía muy bien a la comunidad por sus años como conductor de autobús». «Amaba a los suyos tal y como éramos y le encantaba escuchar canciones antiguas los domingos por la mañana, sentado en su porche con su perro Milo a los pies», detalló en un mensaje de despedida.

Jordan y Andre Anchondo

Jordan y Andre Anchondo
Jordan y Andre Anchondo - FB

En el acto más heroico que puede hacer una madre por su hijo, la joven Jordan Anchondo, de 25 años, fue asesinada por Crusius cuando se saltó sobre su bebé de dos meses con el fin de escudarlo de las balas. Su marido, Andre, junto con quien se había desplazado al centro comercial para comprar material escolar, también murió durante el tiroteo. «A juzgar por las heridas del bebé [que fue ingresado tras sufrir varias fracturas óseas], todo apunta a que Jordan, madre de tres hijos en total, trató de protegerlo con su vida», confirmó a Associated Press su hermana, Leta Jamrowski.

Un amigo de Andre aseguró, por su parte, que este había conseguido recientemente recuperarse de un largo historial de adicción a las drogas y problemas con la justicia. Gracias a esto había logrado poner en marcha su propio negocio de construcción en El Paso, lo que además le había permitido edificar una casa para él y los suyos que estaba a punto de terminar.

Javier Rodríguez

El adolescente Javier Rodríguez, de 15 años, fue identificado por su tía en la tarde del domingo como una de las víctinas. «No entiendo por qué ha tenido que pasar esto, y sé que nunca tendré la respuesta. Estoy tan confundida, dolida, enfadada... Descansa en paz, pequeño. Siempre te querremos», escribió en un mensaje en Facebook, en el que también mostró su agradecimiento a todas las personas que le habían ayudado en su búsqueda.

Angelina Englisbee

Angelina «Angie» Englisbee
Angelina «Angie» Englisbee - FB

Angelina Englisbee, una mujer de 86 años, fue otras de las víctimas. Su hijo Will aseguró a CNN que la última vez que su hermano habló con ella fue mientras hacía la cola en un supermercado Walmart, minutos antes del ataque. Su nieta Mia explicó a «The New York Times» que Angie había tenido siete hijos a los que había criado ella sola después de que su marido muriera por un infarto. «Era una mujer fuerte y muy sincera», dijo.