El líder de la extrema derecha sueca, Jimmie Åkesson
El líder de la extrema derecha sueca, Jimmie Åkesson - ABC

La extrema derecha sueca deja de abogar por la salida de la UE

Tercer partido más votado del país, a partir de ahora hará campaña por la reforma de la Unión desde dentro

EstocolmoActualizado:

El ultraderechista Demócratas de Suecia (SD), tercera fuerza parlamentaria en ese país nórdico, anunció ayer que abandona su postura a favor de salir de la Unión Europea (UE) para defender una reforma desde dentro. "Asumimos un papel más constructivo, una actitud reformista que antes no teníamos", dijo y el líder del SD, Jimmie Åkesson, al presentar la plataforma electoral de su partido para las elecciones europeas del 26 de mayo.

Åkesson asumió que existe una visión del SD como una fuerza proteccionista "que quiere construir muros en torno a Suecia y aislarla del resto del mundo y de Europa", pero aseguró que "nunca" ha sido su postura, sino que el "libre comercio" y un mercado común interno son necesarios para el crecimiento económico sueco. "Ahora tenemos buenas oportunidades de ser realmente grandes en el Parlamento Europeo. Por ello creo que debemos ser constructivos en vez de gritar que no queremos formar parte", dijo Åkesson.

EL SD era partidario hasta ahora de un "swexit", a imitación del "brexit" británico, y de la celebración de un referendo en Suecia sobre la UE, "un gran nido de corrupción", como la calificó hace un año Åkesson en una entrevista con el diario "Dagens industri".

El líder del SD admitió que en el cambio de postura había influido la negativa de otros partidos a negociar con ellos por su defensa de una salida de la UE.

Suecia estuvo cuatro meses gobernada por un Ejecutivo provisional a causa de la igualdad entre los bloques en las elecciones legislativas y la negativa del resto de fuerzas a negociar con el SD, sobre todo por su carácter xenófobo, a pesar de que la derecha tenía mayoría. El Parlamento eligió primer ministro al socialdemócrata Stefan Löfven hace dos semanas con un Gobierno rojiverde que controla un tercio de los escaños, pero que se benefició de un acuerdo con liberales y centristas y la abstención de los excomunistas.

Demócratas de Suecia, que en los anteriores comicios europeos logró el 9,9 % y dos escaños, defenderá una serie de reformas para frenar "la trasferencia de poder a Bruselas", como un derecho de veto amplio de los Estados miembros y una reducción de las aportaciones económicas de los países.