Serguéi Lavrov y Ban Ki-moon, en una fotografía de archivo
Serguéi Lavrov y Ban Ki-moon, en una fotografía de archivo - reuters

Rusia propone un acuerdo de «no injerencia» a los países de la ONU

El responsable de exteriores ruso asegura que está apoyado por Venezuela y China. Sobre Siria, dijo que «han inventado el término de una intervención humanitaria que permite llevar a cabo una injerencia incluyendo la militar»

Actualizado:

El ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, dijo que su país propone, apoyado por Venezuela y China, alcanzar una declaración de «no injerencia» en asuntos internos entre los países miembros de la Naciones Unidas.

«Nosotros queremos dialogar con los miembros de la ONU la posibilidad de aceptar una declaración que diga que no se puede injerir en los asuntos internos de los países soberanos», dijo Lavrov, desde Moscú, en una entrevista con la televisión estatal venezolana VTV. El canciller ruso aseguró que pese a que la «no injerencia» es «prácticamente la base de las Naciones Unidas, aunque desgraciadamente no siempre se cumple bajo diferentes pretextos».

El ministro ruso, que citó como ejemplo la situación con Siria, dijo que su país ha hecho la propuesta, tras considerar que las normas de la ONU han sido cuestionadas en base a pretextos. «Por ejemplo, han inventado el término de una intervención humanitaria que permite llevar a cabo una injerencia incluyendo la militar», dijo.

El jefe de la diplomacia rusa indicó que «esta idea goza de un apoyo bastante amplio; pero, por supuesto, hay resistencia por parte de los que consideran que tienen derecho a no cumplir con sus obligaciones ante la ONU», afirmó.

Lavrov se refirió también a la ruptura del acuerdo con Francia para la venta de dos barcos portahelicópteros Mistral a Rusia, tras la tensión diplomática entre ambos países por la crisis de Ucrania, es un asunto terminado para su país.

«Nosotros no estamos decepcionados porque recibimos buen dinero que siempre es necesario, yo no sé cuales fueron los contactos entre Francia y otros países que exigían frenar la participación militar con Rusia, sin dar ningún argumento preciso», dijo Lavrov que lamentó que con esto haya creado un precedente para que otro país haga lo mismo.