La exposición al sol moderada contribuye a un aumento del deseo sexual
La exposición al sol moderada contribuye a un aumento del deseo sexual

Así afecta al sexo que haya más horas de luz solar

Crecen las fantasías sexuales y aumentan las oportunidades para conocer gente, pero además la mayor exposición solar propicia un aumento de la testosterona

La razón por la que te aburre el sexo y la solución

Actualizado:

Más bares con terrazas, la apertura de la temporada de piscina o las playas con una mayor afluencia de público son claros síntomas de que el buen tiempo ha llegadoy de que el sol pega con más fuerza y durante más horas.

Este aumento de la actividad social y la cercanía de las vacaciones influye también en el estado de ánimo, que además se ve favorecido por una mayor exposición a la luz solar. Los expertos afirman que una adecuada exposición a los rayos ultravioleta contribuye a prevenir la osteoporosis, a mejorar el acné, la psoriasis y el vitíligo; y puede supone un aumento de glóbulos rojos y de la capacidad para que éste transporte oxígeno al organismo y así reducir la tensión arterial.

Estos factores influyen, además, según precisan los expertos de Boston Medical Group, en el ámbito íntimo, por varias razones, que explican así:

Aumenta de la testosterona

Los rayos del sol son capaces de generar el 90% de la vitamina D. Según un estudio de la Universidad Médica de Graz (Austria), los hombres que tienen cantidades suficientes de esta vitamina presentan un mayor nivel de testosterona, la hormona sexual masculina, que incrementa la libido y el deseo sexual, al tiempo que aumenta la calidad y movilidad de los espermatozoides.

Crecen las fantasías sexuales

La presencia del sol evidencia una subida de temperaturas y un mayor deseo de refrescarse: desnudarse, darse duchas frecuentes, preparar un baño... Este deseo de reducir el exceso de calor en el cuerpo se relaciona además, según los expertos, con una de las fantasías sexuales más recurrentes que es mantener relaciones sexuales en el agua, ya sea en la playa, en la piscina, en la ducha o en una laguna.

El buen tiempo abre además un abanico de posibilidades para romper con la monotonía sexual y buscar nuevos lugares para dar rienda suelta a la pasión.

Se produce más melatonina

La luz del sol afecta a la producción de la melatonina, una hormona entre cuyas funciones está la de inducir el sueño al caer la noche. A la hora de relacionarlo con las relaciones de pareja, esta circunstancia tiene una lectura optimista, ya que permite estar más descansado y, por lo tanto, disfrutar mejor del sexo.

Se buscan afrodisiacos

A medida que suben las temperaturas el organismo necesita hidratarse, con productos como la sandía, que mejora la circulación sanguínea y aumenta la excitación; o el agua de coco, que contiene sodio, potasio y magnesio, que son minerales que ayudan a mejorar la erección del hombre

Más oportunidades para conocer gente

El hecho de que el día tenga más horas de sol invita a salir más de casa y, de este modo, a hacer planes alternativos con la pareja o, en el caso de que no se tenga una relación, para conocer a nuevas personas que puedan resultar interesantes.

Además, los expertos aseguran que salir a la calle y ver un día soleado contribuye al buen humor y aumenta la autoestima, dos acciones que tambien aumentan las ganas de practicar sexo. Sin embargo, el hecho de que con el sol se tienda a practicar más sexo puede llegar a poner sobre la mesa el problema de padecer algún tipo de disfunción sexual. Según explica el doctor José Benítez, director médico de Boston Medical Group, «si ocurre esto lo fundamental es buscar la solución para recuperar la satisfacción sexual y disfrutar de las ventajas que ofrece el sol. Actualmente existen diversas opciones de tratamiento cuyo objetivo principal es que los pacientes y sus parejas sean más felices».

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia