María Zurita
María Zurita - GTRES

María Zurita confiesa el sufrimiento que padecieron tanto ella como el pequeño Carlos

La prima del Rey Felipe VI habla sobre el duro camino que ha tenido que pasar hasta poder decir que ella y su hijo se encuentran bien

ABC
MadridActualizado:

Solo contaba siete meses y medio de embarazo cuando Maria Zurita (42) dio a luz de forma prematura debido a un desprendimiento de placenta. Hace algo más de un mes (28 de abril) venía a este mundo Carlos, el hijo de la prima de Felipe VI. Este tiempo ha sido un tramo muy duro para la recién estrenada mamá y su pequeño.

«Cuando hay un desprendimiento de placenta, el útero se contrae y aplasta al bebé. Hubo que sacarlo de ese útero aplastado y manipularlo mucho», confiesa María Zurita para «¡Hola!» en su primera entrevista tras convertirse en madre.

Esta semana en la revista @holacom explico cómo tomé la decisión de ser madre y os cuento la historia de mi hijo, Carlos, un niño que es un regalo del cielo y que vino al mundo en un angustioso parto prematuro que ha tenido final feliz. #revistahola

Una publicación compartida de María Zurita Borbón (@mariazuritaborbon) el

La sobrina del Rey Don Juan Carlos le cuenta al mismo medio el duro trance que pasó el pequeño Carlos. «Después de una parada cardiorrespiratoria, tuvo otro cuadro parecido. Si tenía otra crisis más grave, entonces ya no iban a poder hacer nada por él», manifiesta.

Ahora, el nieto de Doña Margarita se encuentra estable, fuera de peligro. El alta de Carlos Zurita de Borbón -que así es cómo lo bautizaron en el hospital el primer día de su vida- llegará en el momento en el que «aprenda a tomar el biberón».

Aquella noche

Aunque el proceso de embarazo no estaba siendo un camino de rosas, todo parecía transcurrir en orden hasta esa noche. «Me desperté en medio de la noche y me di cuenta de que estaba empapada. No sabía qué estaba pasando. Me levanté, encendí la luz y vi que era sangre», cuenta Zurita para descubrir aquel momento tan duro.

Por suerte, Zurita no afrontó sola ese episodio, sino que se encontraba en casa de su amiga Cristina Durán. Fue su amiga la que avisó a su ginecóloga, Isabel Alonso, y todo lo pudieron manejar con la mayor agilidad posible.

María Zurita junto a su amiga
María Zurita junto a su amiga - Internet

Ahora, con todo ya pasado, María Zurita hace balance y asegura que volvería a pasar por esto sin dudarlo porque poder ver y abrazar a su hijo lo arregla todo.