Camilo Sesto, el antes y el después
Camilo Sesto, el antes y el después - abc

Los expertos hablan: «Camilo Sesto lleva botox en cantidad»

Varios cirujanos cuentan todos los retoques que se ha hecho el cantante en la cara, que le ha cambiado completamente

Actualizado:

Camilo Sesto a sus 69 años tiene el rostro de una figura de cera. Como embalsamado, se presentó en el programa «Que tiempo tan feliz» de María Teresa Campos, y los espectadores fuimos testigos de su entrevista más polémica. Pero no han sido sus respuestas el foco de las críticas. Su transformación física es la que ha abierto la caja de los truenos. Las redes sociales se inundaron de «memes» sobre su parecido con el olímpico Bruce Jenner - hoy conocido por todos como Caitlyn Jenner- y su supuesto paso por el quirófano.

Hemos consultado con varios especialistas, y el lifting queda prácticamente descartado. «No creo que se haya hecho un lifting – dice la medico estético Katy Eftekhar-. La prueba más evidente es la flacidez y la caída que tiene entre el mentón y la línea marioneta, la primera zona que se corrige cuando se practica un lifting», indica. Según el cirujano plástico Antonio de la Fuente, a la vista de las fotos, se aprecian irregularidades a nivel de la zona intraorbitaria, que podrían ser debidas a materiales de relleno. «Lo que se ha hecho es una bioplastia con rellenos de ácido hialurónico en los pómulos y en los labios», puntualiza Ángel Martín, director de la Clínica Menorca- una técnica que, bien hecha, proporciona equilibrio en los rasgos y realza los volúmenes del rostro de forma natural. «El problema es que se lo han puesto como si fuera un rostro de mujer, por eso ha quedado tan artificial. Esos rellenos han potenciado unos rasgos femeninos».

Rostro femeninizado

La doctora Eftekhar es de la misma opinión. «Lleva relleno en el parpado inferior, también en los pómulos, proyectándoselos hacia fuera y hacia arriba, tal y como se hace en una cara de señora –cuenta—, y han intentado ensancharle el mentón, pero esta mal logrado porque han acentuado la línea marioneta. El ángulo mandibular ni lo han tocado, y precisamente es lo que deberían haber hecho. También el relleno en los labios tiene eversión del labio inferior hacia fuera. Es evidente que le ha tratado un médico inexperto en estética masculina, porque ha puesto los rellenos de acuerdo a las directrices del rostro de una mujer», afirma. «A la hora de trabajar el rejuvenecimiento facial es muy importante tener en cuenta que los parámetros para hombre o para mujer son muy diferentes», explica José Vicente Lajo Plaza. Como apunta este especialista, en el caso que nos ocupa resultan muy llamativos los pómulos que, además de ser femeninos, no borran o atenúan las ojeras, sino que forman casi un mismo plano desde las cejas hasta las mejillas. «Además hay mucha separación entre las cejas. Podría haberse sometido a una blefaroplastia, que ha dejado un ojo muy redondeado. Y yo no descartaría ni liftings anteriores ni diversos peelings», señala.

Siliconas prohibidas

En cuanto al tipo de relleno, por el aspecto tan rígido del rostro del cantante, Lajo Plaza, aseguraría que el trabajo se ha hecho con material permanente, porque no tiene la naturalidad de expresión que proporcionan los ingredientes reabsorbibles actuales. Coincide con esa opinión Moisés Amselem, que afirma que la boca tiene el aspecto «encerado» que proporcionan las siliconas, y no la flexibilidad del ácido hialurónico. «Y si se la ha infiltrado en la boca, seguro que algo cayó en el pómulo», agrega. ¿Y no lleva botox? «Si, y en cantidad- asegura Amselem-. El exceso de toxina botulínica en las patas de gallo es lo que provoca que haya llegado a la intercesión del pómulo, y de ahí que se cree ese efecto de pómulo ‘frenado’».

Lo que es indudable es que el compositor español no se debe reconocer cuando se mira al espejo. Como bien dice el doctor Lajo, «cuando alguien se somete a tantos retoques, es porque no se ve como les ven los demás, y se pierde la percepción de uno mismo». Una pena que un «monstruo» , como lo llamó María Teresa Campos en relación a su valor artístico, acabe pareciéndolo.