Uno de los partidos que se disputó en la pista central de la Caja Mágica, en a última edición del MMO
Uno de los partidos que se disputó en la pista central de la Caja Mágica, en a última edición del MMO - BELÉN DÍAZ

El Ayuntamiento indemnizará al dueño del Mutua Madrid Open con medio millón de euros por la Copa Davis

El Gobierno de Manuela Carmena dará otro plus de 400.000 euros por alquilar el Club Deportivo

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Madrid será la capital del tenis mundial este año y en 2020. Del 3 al 12 de mayo de 2019 se disputará el Mutua Madrid Open de Ion Tiriac, que el año pasado batió su récord de asistencia con 270.097 visitantes. Medio año más tarde, del 18 al 24 de noviembre, se celebrará la 108ª edición de la Copa Davis, que prevé reunir a 275.000 espectadores y generar un impacto económico en la región de 240 millones de euros. Pero estas ventajosas cifras esconden un elemento lesivo para las arcas municipales. El Ayuntamiento, que dirige Manuela Carmena, va a tener que desembolsar un extra de más de medio millón de euros al dueño del Masters 1000 de tenis «por los perjuicios» que la fase final de la Copa Davis provocará al Mutua.

Los promotores, Madrid Trophy Promotion (MTP), aportaron un documento a la Corporación donde desgranaban cómo les afectaría el aterrizaje de la rebautizada como Copa Mundial de Tenis, reinventada para su estreno en Madrid por Kosmos Tennis, la compañía de Gerard Piqué. Estudiadas las cifras, las dos partes han convenido que el Consistorio ingresará a MTP una compensación de 200.000 euros más IVA por cada una de las anualidades(2019-2020) en las que se desarrolla la cita deportiva, es decir una suma de 484.000 euros. Además, existe otra partida compensatoria por el alquiler del Club Deportivo desde 2019 hasta 2021, con un resarcimiento de 104.000 euros más IVA, una suma total de 378.000 euros.

Van bien de ventas

Las mejores raquetas del planeta pasarán por Madrid estos dos próximos años y los asistentes podrán ir a los dos torneos o decantarse por uno de ellos. La novedad de la Copa Davis podría arañar clientela al Mutua Madrid Open, aunque desde MTP comentan que este año van mejor en ventas que en ningún otro precedente. Desde este martes tendrán que competir con las entradas de la Davis, que salen al público para su adquisición.

Otro de los escollos que tiene que salvar el Abierto de Tiriac con la llegada de la Davis del futbolista del Barcelona es que las obras para construir el segundo estadio junto a la Caja Mágica, que comenzarán este mismo año para que esté listo en 2022, se paralizarán en 2019 y en 2020 durante la semana de noviembre en la que se desarrolla la competición entre países.

Los trabajos para las dos nuevas pistas anexas a la obra de Dominique Perrault, el polideportivo cubierto que será para los vecinos, el secado del lago en el «Tennis Garden», la adaptación de taludes y la construcción de salidas de emergencias no podrán interferir en la celebración de la Final de la Copa Davis.

Madrid Trophy Promotion desconvocó ayer el acto que estaba organizado para este martes en la Caja Mágica «por cuestiones de agenda». Al parecer, el presidente y CEO del torneo madrileño, Gerard Tsobanian, no podía asistir a la cita donde se iba a anunciar la firma definitiva del acuerdo para renovar el convenio entre las dos partes. Al cierre de esta edición no se había detallado otra fecha para oficializar el pacto.

Otro acuerdo por concluir

La buena sintonía que se ha mantenido en las negociaciones con el Ayuntamiento, con Luis Cueto como director de orquesta, y la contribución de los portavoces de la oposición –José Luis Martínez-Almeida por el PP; Purificación Causapié por el PSOE, y Begoña Villacís por Ciudadanos– ha acelerado los pasos para que, c omo ya avanzó ABC ayer, Tiriac pretenda redoblar su apuesta por Madrid fijando el Open de España de golf desde este mismo año en el Club de Campo. Su propósito es lograr un contrato de cinco años en este espacio donde Cueto es su presidente, al ser el Consistorio su socio mayoritario.

El Gobierno de Carmena no quería comprometer al próximo equipo que salga de las elecciones del 26 de mayo a un convenio largo con el Open de Tenis, aunque finalmente recapacitó ante las incuestionables cifras de beneficios que dejaba para la ciudad. Es previsible que, atendiendo a sus teorías iniciales, los últimos flecos del Open de España de golf se cierren en el nuevo mandato.