Estructura de la tirolina de Zip Line
Estructura de la tirolina de Zip Line - ABC
Sucesos

Dos personas pierden la vida en una tirolina de la empresa responsable de la muerte de Nathaly Salazar

La familia de la valenciana desaparecida en Cuzco en enero critica que haya tenido que pasar otra tragedia para detener a los organizadores

ValenciaActualizado:

En su lucha por descubrir la verdad de lo que le pasó a Nathaly Salazar, la turista española dada por muerta tras sufrir un accidente de tirolina en Cuzco (Perú), la familia ha difundido una noticia que no ha trascendido a los medios españoles y que tiene relación con el caso de la joven: la muerte de dos personas mientras realizaban tirolina en una actividad organizada por Cusco Perú Zip Line, también conocida como Maras Adventure, la misma empresa responsable de la muerte de Nathaly.

Las víctimas son Milushka Marisella Pacheco, una joven de 29 años de Lima, y Vincer Quispe Reyes, un joven cuzqueño de 23, asistente de un guía turístico de la propia compañía turística. El suceso ocurrió el pasado 3 de abril, más de tres meses después del accidente de la española y con la compañía sin el permiso del Ministerio de Comercio y Turismo para desarrollar la actividad. El 12 de febrero, según indica la familia de Salazar, la empresa Maras Adventure fue clausurada por su implicación en la muerte de Nathaly por la Dirección Regional de Comercio Exterior y Turismo-Cusco, cuyo director indicó que los propietarios «aceptaron que no iban a operativizar».

Nathaly Salazar, antes del accidente
Nathaly Salazar, antes del accidente- ABC

«Las autoridades de Maras han tratado de esconder durante mucho tiempo este turismo ilegal e irresponsable, incluso miran hacia otro lado ocultando los hechos evidentes», señalan los familiares de Nathaly, que advierten de que el propio alcalde de la localidad, Adriel Quispe Rodríguez, aseguró no conocer la práctica de la actividad Zip line o vuelo del cóndor en el sector de Saywasancca (donde murieron la turista y el asistente de guía, en el distrito de Maras-Moray), «cuando existen carteles gigantes que la anuncian» y también conocía el caso de la desaparición de la española.

Dos detenidos

Por la muerte de Milushka Marisella y Vincer Quispe hay detenidas y puestas en prisión preventiva por nueve meses dos personas, Mario Meza Auccapuma y Raúl Romaní Gómez, parte de la empresa de multiaventuras. Sin embargo, la familia de Nathaly pide también la detención de Teresa Meza Auccapuma y Gerardo Condori Sayre, «quienés también son responsables de este turismo clandestino». Las víctimas podrían haber perdido la vida tras descolgarse los cables de la tirolina y caer al vacío, según publican medios locales.

A través de un comunicado, la familia de la joven española ha trasladado el apoyo a los seres queridos de la joven limeña, y exigen que «el peso de la ley recaiga sobre esta compañía turística». También aclaran que defienden a los guías turísticos «que han sido presas y víctimas» de ese turismo clandestino, «pero no a los que encubren los actos atroces», en referencia a Luzgardo Pillco Amau, uno de los guías que colaboró con el encubrimiento de la desaparición de la española. Los familiares aseguran que seguirán con su lucha, «que no es solo por Nathaly Salazar Ayala, sino por «todos aquellos turistas que murieron, desaparecieron o fueron víctimas en general de este turismo ilegal».