Agentes de la Guardia Civil entrando en un restaurante de Kebab en una imagen de archivo
Agentes de la Guardia Civil entrando en un restaurante de Kebab en una imagen de archivo - EFE

La operación «Doner Halal» desarticula una banda que defraudó 36 millones de euros vendiendo kebab

La Guardia Civil realizó tres entradas y registros domiciliarios en Barcelona, Cervelló (Barcelona) y Benidorm (Alicante) donde detuvieron a cinco personas e incautaron miles de euros

BARCELONAActualizado:

La Guardia Civil ha detenido a cinco personas, e investiga a otras 15, pertenecientes a una organización delictiva que blanqueaba dinero a través de un entramado de empresas «pantalla» dedicadas a la venta de carne de kebab con las que habrían defraudado unos 36 millones de euros desde 2012.

Según ha informado la Guardia Civil, en la denominada operación «Doner Halal» se investiga a los detenidos y el resto de miembros de la organización por supuestos delitos contra la Hacienda pública, blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal. El grupo, que presuntamente desarrollaba su actividad delictiva entre España y Alemania, había creado un entramado societario que ocultaba al fisco el IVA de la venta de carne de kebab.

Las investigaciones comenzaron en verano de 2015, cuando agentes de la Guardia Civil detectaron que desde el aeropuerto barcelonés de El Prat se estaba transportando semanalmente hacia Alemania grandes cantidades de dinero. En este sentido, se pudo constatar que cada sábado una persona transportaba vía aérea hasta la localidad alemana de Düsseldorf cantidades de dinero en efectivo que oscilaban entre los 90.000 y los 200.000 euros, si bien en alguna ocasión se habían superado los 300.000 euros.

Estos traslados eran declarados en la aduana del aeropuerto de Barcelona, sin embargo, posteriormente se descubrió que los documentos que avalaban las transacciones eran de sociedades instrumentales, puesto que no se les conocía ni domicilio ni centro de trabajo o indicio alguno que demostrara que tenían verdadera actividad comercial.

Un entramado de «testaferros»

Así, se llegó a la conclusión de que la organización disponía de un entramado societario en la que estaban colocados «testaferros» o bien utilizaba sociedades que desconocían que sus datos se estaban utilizando para la emisión de «facturas falsas». La Guardia Civil procedió finalmente a la desarticulación de esta banda -que actuaba en todo el territorio nacional, aunque se asentaba en la provincia de Barcelona y Alicante- con la detención de cinco personas y la investigación de otras quince, bajo la acusación de haber cometido seis delitos contra la Hacienda pública por el IVA de los ejercicios 2012 a 2017.

Los agentes efectuaron un total de 3 entradas y registros domiciliarios en Barcelona, Cervelló (Barcelona) y Benidorm (Alicante) donde se incautaron de unos 150.000 euros en efectivo y documentación en soporte papel e informático para su análisis. En el marco de la operación se bloquearon 36 cuentas bancarias y productos financieros que disponían las personas físicas y jurídicas principales de la investigación, con un saldo de 21.000 euros. Además se efectuó el bloqueo de 35 tarjetas de crédito en vigor y se procedió al embargo preventivo de 5 inmuebles en la provincia de Alicante, valorados en unos 470.000 euros.