El candidato socialista a la Presidencia de la Junta de Castilla y León, Luis Tudanca, la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo y el candidato a la alcaldía de Burgos, Daniel de la Rosa junto a la candidatura municipal en el Fórum Evolución
El candidato socialista a la Presidencia de la Junta de Castilla y León, Luis Tudanca, la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo y el candidato a la alcaldía de Burgos, Daniel de la Rosa junto a la candidatura municipal en el Fórum Evolución - ICAL
Elecciones autonómicas 26-M

Tudanca: «Hemos ido despacio pero sin pausa hacia la Junta»

Anuncia ante la ministra Carcedo que «el Hospital de Burgos volverá a ser público»

Burgos / CistiernaActualizado:

Era más que previsible que a la sombra del Hubu (Hospital de Burgos) y con la ministra de Sanidad (en funciones) María Luisa Carcedo como mitinera invitada, la sanidad fuese el principal argumento del acto público que ayer se celebró en la capital burgalesa. Esa ha sido también la bandera más ondeada por el candidato a la Presidencia de la Junta por el PSOE, Luis Tudanca, que quince días después -la pegada de carteles también fue en Burgos- volvió a jugar en casa antes de cerrar hoy la campaña en Valladolid de la mano del secretario general de los socialistas y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Pero Carcedo llegó antes para apoyar con su presencia la candidatura socialista y, en una sala del Fórum Evolución con sus 225 sillas ocupadas, comenzó por dibujar un escenario apocalíptico «si gobierna la derecha». Clamó por lo público y por «los muchos consultorios y centros de salud que se podían haber hecho con los millones desviados en la construcción del Hospital de Burgos».

Más en clave nacional que autonómica, la ministra en funciones se digirió a Tudanca para advertirle de que «han sido muchos años de redes clientelares en Castilla y León, así que no te arriendo las ganancias porque vas a tener mucho trabajo».

El candidato socialista a la Junta, como era previsible, prometió que una de las primeras medidas que adoptará si llega al Gobierno de la Junta es «poner en marcha las actuaciones necesarias para que el hospital de Burgos vuelva a ser íntegramente público». Para poder hacerlo realidad, pidió a sus seguidores «un último esfuerzo y a votar» y afirmó que «hemos ido despacio pero sin pausa hacia el gobierno de Castilla y León».

El gran protagonista del acto, aunque ausente, fue el diputado burgalés que presidió la Mesa del Congreso durante la sesión constituyente, Agustín Zamarrón (conocido como Valle-Inclán), al que tanto Tudanca como Carcedo citaron, la segunda para alabar «su sabiduría» y afirmar que «necesitamos muchos ‘Zamarrones’ para que se respeten las instituciones».

Plazas residenciales

El líder socialista de Castilla y León arrancó por la mañana la penúltima jornada en la localidad la localidad leonesa de Cistierna donde, prometió la puesta en marcha de un plan para crear 2.000 nuevas plazas residenciales para mayores y la financiación de aquellas que ahora sostienen ayuntamientos y diputaciones.

Durante un pequeño acto celebrado en el municipio de la montaña oriental leonesa, hizo especial hincapié en la creación de plazas con fondos públicos, después de que «el PP no haya creado ni una sola en los últimos años». Se refirió, precisamente, al ejemplo de Cistierna, que cuenta con dos residencias para todo el partido judicial en las que están ingresadas 69 personas y cuya gestión y mantenimiento depende íntegramente de las arcas municipales.

Incidió en las necesidades de una zona que «ha perdido la mitad de la población desde que gobierna el PP» y presumió de que «nuestras propuestas ya les gustan hasta al PP» en referencia al apoyo del presidente de la Diputación de León, Juan Martínez Mayo, de crear en la Junta una vicepresidencia para el reto demográfico tal y como proponen los socialistas.