Pilar Tomás, exdirectora de la Semana de Música Religiosa de Cuenca
Pilar Tomás, exdirectora de la Semana de Música Religiosa de Cuenca - ABC

La exdirectora de la Semana de Música Religiosa defiende su gestión para reducir la deuda

Pilar Tomás asegura que no tiene acceso a las cuentas de la SMR desde septiembre de 2016

CuencaActualizado:

Tras la denuncia realizada el miércoles por el alcalde de Cuenca y presidente de la Fundación Semana de Música Religiosa, Ángel Mariscal, contra la exdirectora del festival, Pilar Tomás, a la que ha acusado del uso indebido de tarjetas a nombre del festival, un día después, es la afectada quien defiende su gestión en este evento.

Según indica en un comunicado Pilar Tomás, «asumí la dirección artística de la SMRC en 2006 y la gestión económica en 2011, presentando en esta fecha un déficit de 1.400.000 euros. Déficit que desconocía el Patronato y que se venía acumulando año tras año de ejercicios anteriores. Déficit, anterior a mi gestión económica, que tuve que analizar, investigar, poner al descubierto y que presenté en toda su crudeza y dimensión al Patronato».

Asegura además que «con una rigurosa gestión económica, analizadas todas las facturas impagadas en ejercicios anteriores a mi gestión, pude introducir en el Plan Regional de Pago a Proveedores de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha (hasta un total de 925.000 euros). Con posterioridad a ese Plan de Pago y a medida que avanzó mi investigación y análisis de la gestión económica de años anteriores, encontré facturas impagadas por valor de 475.000 euros, que ya no fue posible introducir en ese Plan, el único al que nos pudimos acoger. Una vez que el Gobierno Regional comunicó al Patronato de la SMRC que ya no debería hacer frente a la devolución de esa cantidad y gracias a que año tras año, con sucesivos y minuciosos Planes de Pago de deuda antigua y una gestión económica muy rigurosa, pude ir reduciendo a lo largo de mi gestión dicha deuda quedando en la actualidad en 250.000 euros».

«Se añade a este equilibrio económico casi imposible, para hacer frente a la deuda antigua manteniendo la calidad de la SMRC, que en cada ejercicio las Instituciones Patronas ha ido reduciendo la dotación que aportaban para celebrar la SMRC. No solo eso, el retraso en el cobro de las aportaciones ha ido aumentando continuamente. Es más, desde el mes de septiembre de 2016 no tengo acceso a las cuentas de la SMRC. En ese momento faltaban el 50% de las aportaciones, por lo que no se habían producido los pagos correspondientes a la 55 edición. Por este motivo y no otro, esperando que sea temporalmente, la deuda es mayor en la actualidad, y no imputable a mi gestión», sigue el comunicado de Tomás.

También indica que «toda la contabilidad de los ejercicios económicos en que he asumido la gestión está auditada, presentada al Patronato y aprobada cada año durante mi gestión y enviada, como es preceptivo, al Protectorado de Fundaciones. Así como han sido aprobados por el Patronato todos y cada uno de los Presupuestos anuales que he presentado y todas las Programaciones».

En cuanto a la pérdida de la subvención del Consorcio Ciudad de Cuenca, asegura que se han presentado todas las justificaciones excepto las del 2016 al imposibilitarme el acceso a la contabilidad. «Curiosamente no he recibido notificación de la pérdida de esas subvenciones. Quizá si se lo hayan notificado al presidente del Patronato que es el mismo que el del Consorcio, el sr. Mariscal. En todo caso las subvenciones concedidas no son de 80.000 euros sino de 100.000 euros».

La exdirectora asegura en su comunicado que «estas dificultades económicas han originado que lleve trabajando sin cobrar lo que me corresponde desde 2014. En esa situación me he visto obligada a acudir a los tribunales reclamando tan sólo lo que me corresponde como salario por los años que he trabajado».

«El sr. Mariscal ha dado a conocer a los medios de comunicación la intención del Patronato de la SMRC de emprender acciones legales contra mí, ‘por hacer uso irregular’ de una tarjeta y ‘manifiesta tener todas las pruebas evidentes’ con respecto a este hecho. Así las cosas y puesto que esta acusación deberá dirimirse en los Tribunales me reservo todos los argumentos y pruebas que poseo para defenderme de esta acusación que deberá ser probada. Manifestando públicamente que jamás, como se deduce de las declaraciones del sr. Mariscal, he causado daño alguno a la SMRC, y mucho menos he causado daño económico alguno a la Semana sustrayendo de sus fondos ni un solo euro en mi beneficio personal».