ASESINATO GABRIEL

España, un mar de pececitos tristes que lloran por Gabriel

Tenía la sonrisa en los ojos y una enorme dulzura. España se llena de peces para recordar a Gabriel

Actualizado:

Tenía la sonrisa en los ojos y una enorme dulzura. "¡Nadie puede hacerle daño a mi hijo!", pensaba la madre del pequeño, de tan solo 8 años. Le gustaba la música y cantar. Era especialmente sensible y curioso, muy inteligente, en el colegio destacaba por su gran comportamiento. Pero su gran pasión era el mar, quería ser biólogo marino. Y hasta el último momento sus padres creyeron que cumpliría su sueño.

A Gabriel le llamaban en casa "el pescaíto". Se sabía el nombre de cientos de peces. Y no de cientos, sino de miles y miles se cubrió el país cuando su madre pidió que nos sumáramos a la búsqueda mostrando pescaditos de colores. Mensajes de una esperanza transformada ahora en duelo por el niño que amaba el mar.

«No tengo palabras para agradecer las acciones de toda la gente aunque no haya tenido un final feliz», ha declarado hoy Patricia, la madre de Gabriel, en el programa de Carlos Herrera en COPE. Además, ha pedido que el odio no ensucie la memoria de su hijo, porque «este movimiento de gente que han ayudado a Gabriel no puede quedar con palabras de rabia y con la cara de esta mujer».