Álvaro Pimentel con sus asesores antes del debate en ABC - RAÚL DOBLADO
Elecciones municipales Sevilla 2019

El análisis de Álvaro Pimentel en el «Debate a 5» de ABC: Sin tiempo para recoger los frutos

Al candidato de Ciudadanos se le vio menos cohibido que en los enfrentamientos anteriores y remontó el vuelo con los impuestos y la movilidad

SevillaActualizado:

«Lo he disfrutado», terminó diciendo Álvaro Pimentel tras el debate. Y eso se notó. Se le vio menos cohibido y algo más suelto que en los enfrentamientos anteriores. No fue un convidado de piedra, porque en dos bloques concretos supo orientar su discurso interpelando a Espadas:con los impuestos y con la movilidad. «Usted le ha metido la mano en la cartera a los sevillanos con el ‘catastrazo’», le espetó al alcalde nada más empezar. Le reprochó su inacción ante el Gobierno central: «Ayer estuvo con Pedro Sánchez, ¿le exigió el cumplimiento de la partida aprobada para el Cercanías entre Santa Justa y el aeropuerto?».

El candidato de Ciudadanos dejó de mirar a cámara y de reojo al papel para situarse cara a cara. No se amilanó, aunque aún le falta el arrojo para imponerse en la refriega para llevar la voz cantante. Fue claramente a por Espadas, a quien apenas arañó en debates anteriores. Eso sí, mostró sus cartas asumiendo que quiere ser socio de gobierno cuando dijo que «vamos a ser el dique de contención de la subida de impuestos». Con los barrios, apeló a los candidatos del PSOEy el PP a que pidieran perdón a los vecinos de «los tres barrios más pobres de España», como él ha hecho. Abanderó la causa sensible con los sevillanos estigmatizados, «a los que hay que dignificar».

Pese al papel secundario, demostró una clara progresión. La pregunta es si llega tarde porque, si en una semana a la naranja se le nota que madura, se confirma el tiro en el pie que se dio Ciudadanos al cambiar de candidato un mes antes de las elecciones, por más que la marca tenga fuerza. Pimentel ha sembrado su huerto en el tiempo que le han dejado, pero quizá sea tarde para recoger los frutos.

Conclusiones

Lo mejor: Se le vio más suelto y tuvo fuerza su discurso en los bloques de impuestos y movilidad.

Lo peor: No se impuso para liderar el debate y no sale a calentar en la refriega.

Dio caña. A Ciudadanos se le pide que reparta a diestra y siniestra. Que saque la caña, ataque y pesque en ambos electorados. En el debate, se fue a por Espadas desde el principio.