Los regantes del Guadalquivir no están conformes con el agua asignada para sus cultivos
Los regantes del Guadalquivir no están conformes con el agua asignada para sus cultivos - ABC
AGRICULTURA

Los regantes del Guadalquivir tendrán un 10% menos de agua para sus cultivos

La CHG aprueba una dotación de 5.400 metros cúbicos por hectárea pero Feragua la considera escasa

SevillaActualizado:

La Asociación de Comunidades de Regantes de Andalucía (Feragua) valora positivamente la aprobación por parte de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) de una dotación de 5.400 metros cúbicos por hectára en la última Comisión de Desembalse, celebrada el pasado miércoles.

Esta dotación supone un crecimiento frente a la prevista en la Comisión de Desembalse del 1 de abril, de 4.500 metros cúbicos por hectárea. Sin embargo, el presidente de Feragua, José Manuel Cepeda, declara que «no entendemos por qué la dotación es inferior a la aprobada en 2017, de 5.500 metros cúbicos por hectárea, pese a que la situación de reservas en la Cuenca del Guadalquivir es similar a entonces, cuando el desembalse aprobado fue de 1.200 hectómetros cúbicos».

Esta dotación aprobada para los regantes de 5.400 metros cúbicos por hectárea supone un 10% de reducción sobre la dotación normal, estimada en 6.000 metros cúbicos por hectárea. Además, Feragua muestra su disconformidad con el desembalse aprobado de 1.260 hectómetros cúbicos frente a los 1.320 solicitados por la asociación del regadío andaluz, ya que «se corre el riesgo de no garantizar las dotaciones aprobadas».

La situación de reservas en la cuenca ha cambiado significativamente desde que se acordara la propuesta de desembalse de 1.260 hectómetros cúbicos el pasado 1 de abril. De hecho, a fecha de 1 de mayo de 2019, «el volumen embalsado en Regulación General era de 2.819 hectómetros cúbicos». Esto supone un ahorro por volumen embalsado de 94 hectómetros, a lo que se añade el ahorro por volumen desembalsado en el mes de abril, 32 hectómetros cúbicos frente a los 130 que se previeron en la Comisión de Desembalse.

El Plan de Sequías establece que, en la situación actual de Prealerta (2.800 hectómetros cúbicos en Regulación General), el desembalse podría ser hasta de 1.392 hectómetros, sin que ello supusiera entrar al final de campaña en situación de Emergencia.

Por ello, Feragua exige que se aumenten los recursos a desembalsar en 60 hectómetros, lo que supone un 27% del aumento de recurso que la Cuenca ha tenido (224 hectómetros cúbicos), dejando así un 73% para mejorar la garantía de la próxima campaña.

Déficit hídrico

Feragua considera que la infradotación actual provoca ruina y afecta negativamente al desarrollo económico de Andalucía. En este sentido, la asociación mayoritaria del regadío andaluz subraya que «desarrollar una agricultura de valor, generadora de empleo y riqueza sólo se consigue con recursos hídricos garantizados y no dando como normales dotaciones deficitarias».

Con el objetivo de mejorar la demanda e incrementar los recursos hídricos, Feragua ha propuesto distintas medidas en la Comisión de Desembalse. Entre éstas, destaca la apuesta decidida por la modernización del regadío, entre los que se encuentran los de la zona regable arrocera y zona regable Rumblar, así como la incorporación de las nuevas tecnologías para optimizar el recurso hídrico. Entre las de mayor calado está la ejecución, de forma urgente, de nuevos embalses como Cerrada de la Puerta, San Calixto y Recrecimiento del Agrio. De hecho, «si en los últimos cinco años no hubiéramos tenido operativo los dos últimos embalses construidos como Breña II y Arenoso (que aportan sobre 200-250 hectómetros cúbicos de desembalses anuales), no hubiéramos podido disfrutar de unas dotaciones cercanas a la normalidad, entre 5.000 y 5.500 metros cúbicos por hectárea», subraya la entidad.