Las ayudas convocadas para la prevención de los daños por incendio han tenido muy poco éxito
Las ayudas convocadas para la prevención de los daños por incendio han tenido muy poco éxito - ABC
Agricultura

Queda menos de un año para ejecutar el 96% de las ayudas forestales

El programa de Desarrollo Rural de Andalucía cuenta con 394 millones para este sector y sólo se han convocado 14

SevillaActualizado:

Los titulares de terrenos forestales y propietarios y gestores de dehesas siguen esperando la convocatoria de las ayudas forestales para el mantenimiento de sus explotaciones. Andalucía cuenta en la actualidad con2.900.000 hectáreas de terreno forestal, de las que el 74% es de gestión privada.

Dentro del Programa de Desarrollo Rural (PDR) de Andalucía se contempla un amplio abanico de ayudas para estas superficies. De hecho, solamente la Medida 8, que consta de cinco líneas de ayudas, está presupuestada con 394 millones de euros. De éstos, «el anterior Gobierno andaluz sólo puso en marcha una convocatoria a 31 de diciembre de 2018, la submedida 8.3.1, dedicada a la prevención de los daños causados a los bosques por incendios, con un presupuesto de 14 millones de euros», denuncia el director general de Asaja Andalucía, Félix García de Leyaristy Benjumea.

Por este motivo, la patronal agraria se ha dirigido a la consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, y en una misiva le ha solicitado «trabajar de la mano con el sector para poner en marcha un sistema eficiente de gestión de estas ayudas, y así mismo sacar las convocatorias de las líneas que aún no se han puesto en marcha, para dar la oportunidad a titulares de terrenos forestales de acceder a estas ayudas que ofrece la Unión Europea para limpiar, regenerar y mantener estos ecosistemas forestales y de dehesa».

Ni un euro sin gastar

Félix García ha insistido en la necesidad de que «no se pierda ni un euro destinado al medio rural por la gestión ineficaz de estas ayudas» y ha lamentado que el anterior equipo de Gobierno «tan sólo pusiera en marcha un 3,5% del presupuesto (es decir, 14 millones de euros de los 394 asignados a la Medida 8)».

Además, el dirigente agrario ha lamentado que «tras seis largos años de espera, la única convocatoria del paquete de las ayudas forestales puesta en marcha, correspondiente a las ayudas para la prevención de incendios forestales, ha tenido muy poco éxito, debido a la complejidad y exigencias contempladas en las bases reguladoras, lo que ha desmotivado al sector privado».

Una convocatoria no exenta de polémica al exigir a los destinatarios subcontratar los trabajos que quieran hacer en su explotación (como desbroces, resalveos, podas o cortafuegos) con una empresa externa, impidiendo de esta forma a los profesionales que tengan su propia maquinaria y personal cualificado «el realizar estas mejoras con medios propios», actuando «en contra del mantenimiento del empleo dentro de las propias empresas agrarias».

Al ser ayudas cofinanciadas por la Unión Europea, Asaja Andalucía elevó una queja a la Comisión Europea, que acabó dando la razón a la patronal agraria, pero para que los profesionales forestales puedan acceder a estas ayudas con medios propios «tiene que estar contemplado en el PDR andaluz».

En este aspecto también ha insistido la patronal agraria, instando al equipo de la consejera Carmen Crespo «a que las bases reguladoras del PDR contemplen este cambio, eliminando la obligatoriedad a externalizar los trabajos forestales», declara García de Leyaristy Benjumea. En este sentido, el director general de Asaja Andalucía ha apuntado que «una vez corregido, vamos a solicitar que se abra una nueva convocatoria, a la espera de que tenga más éxito».

El tiempo apremia

Pese a que queda menos de un año para que termine el actual marco comunitario 2014-2020, Asaja Andalucía cree que «si hay voluntad política podrán convocarse el resto de líneas, ya que aunque el periodo oficial concluye el próximo año, por la aplicación de la regla financiera N+3 habría más margen para justificar el dinero, prolongándose hasta el año 2023».

Así, de las ayudas pendientes, el director general de la entidad ha señalado que «sabemos que algunas están en fase de borrador de orden, otras en trámite de información pública, pero hay otras muchas de las que no tenemos conocimiento ni de la existencia de borradores».

Asaja Andalucía espera poder recabar información al respecto en la próxima reunión convocada esta misma semana con la Administración regional, concretamente, el próximo miércoles.

«Reprogramación»

Por su parte, la consejera Carmen Crespo ya ha anunciado que su Departamento «reprogramará unos 800 millones de euros del Plan de Desarrollo Rural correspondiente al marco comunitario 2014-2020 que no se han ejecutado», con el objetivo de impulsar la competitividad del sector. Asimismo, ha explicado que en los dos meses de andadura de este Gobierno se han desbloqueado y pagado ayudas al sector agrario, ganadero y pesquero «por importe de 134 millones».

En concreto, del PDR se había ejecutado un 24%, aunque estaba comprometido el 55%, y ha reiterado que «se reprogramarán esos fondos para dar impulso a los jóvenes agricultores, modernizar la industria y las infraestructuras y atender las cuestiones medioambientales».

Esta decisión la planteará Carmen Crespo en la mesa de interlocución con el sector y forma parte de Plan Estratégico para mejorar la competitividad del sector agrícola, ganadero, pesquero y agroindustrial del desarrollo rural de Andalucía 2019-2022, cuya formulación ha sido aprobada en el último Consejo de Gobierno.