Javier Targuetta, consejero delegado de Atlantic Cooper, en un acto reciente organziado por ABC
Javier Targuetta, consejero delegado de Atlantic Cooper, en un acto reciente organziado por ABC - Raúl Doblado
Fundición de cobre de Huelva

Atlantic Copper acuerda con BBVA una financiación de 44 millones de euros en préstamos «verdes»

La fundición de cobre de Huelva destinará los fondos a proyectos que mejoren el Medio Ambiente

SevillaActualizado:

Atlantic Copper y la entidad bancaria BBVA han acordado dos líneas de financiación por importe conjunto de 44 millones de euros, consistentes en un préstamo verde por importe de 19 millones de euros y una línea de crédito «revolving» sostenible por importe de 25 millones de euros. Este acuerdo –sellado bajo la supervisión de la agencia independiente de calificación medioambiental, social y de gobernanza Vigeo Eiris- es «una apuesta estratégica de Atlantic Copper en su alineamiento con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) establecidos por Naciones Unidas para el cumplimiento de la Agenda 2030 que sus países integrantes firmaron en 2015», destaca la compañía en un comunicado.

Un total de 25 millones será una línea de crédito sostenible basada en el rating ESG (por las siglas en inglés de Environmental, Social & Governance) de la propia agencia de calificación, mientras que el resto –19 millones de euros - se emplearán para financiar seis proyectos verdes.

De este modo, «BBVA apoya las buenas prácticas de Atlantic Copper en los últimos años con relación a la producción sostenible de cobre refinado y refuerza el trabajo de la compañía en el desarrollo de acciones encaminadas a una mayor eficiencia energética, hídrica y orientada a la Economía Circular», subraya el comunicado.

Juan Casals, director de Finanzas Sostenibles de BBVA, ha resaltado que «esta operación es un ejemplo de las capacidades de BBVA para estructurar soluciones financieras que facilitan a nuestros clientes acelerar su transformación hacia modelos de negocio más competitivos y sostenibles.»

Por su parte, Javier Targhetta, consejero delegado de Atlantic Copper, ha señalado que «para nuestra empresa, la firma de este acuerdo supone un paso muy significativo en nuestra senda de sostenibilidad, de la que forma una parte muy destacada nuestra involucración activa en la transición energética, tanto por lo que ya ha dado lugar a nuestro liderazgo mundial en eficiencia energética, como por el componente de energías renovables en nuestro “mix” de consumo energético. A la vez, es nuestra prioridad llevar a cabo nuestras actividades productivas con cuidado extremo del medioambiente».

Así mismo, Macarena Gutiérrez, directora general Financiera de Atlantic Copper ha destacado que «tanto la certificación por parte de Vigeo como el apoyo del BBVA financiando este tipo de proyectos, suponen para Atlantic Copper un nuevo impulso para continuar nuestro compromiso con los principios de desarrollo sostenible sobre los que venimos trabajando desde hace más de 25 años y consolida nuestra estrategia de financiación a medio plazo».

Desde 1994, año en que arranca el Proyecto de Expansión y Mejoras Ambientales en el Complejo Metalúrgico de Huelva hasta la fecha, Atlantic Copper ha invertido en proyectos de innovación, de eficiencia energética y medioambientales cerca de 235 millones de euros. Gracias a estas aportaciones, alrededor del 15% de la energía que consume la planta proviene de la recuperación de calor y cogeneración de los procesos de fundición del concentrado, lo que ha supuesto una reducción de un 25% del consumo unitario de energía esta última década y casi un 40% en lo que va de siglo.

De forma paralela, este nuevo escenario de autoabastecimiento y de aplicación de medidas de control más exhaustivas ha propiciado que la planta onubense haya reducido sustancialmente todas las emisiones estando hoy en día muy por debajo de los límites legales establecidos desde la UE, señala la compañía. «Hablamos, pues, de energía sostenible y de un menor impacto ambiental, consideraciones que no han pasado desapercibidas en las valoraciones de la agencia internacional a la hora de certificar con el sello verde la actividad de la empresa», subraya.

La aspiración de Atlantic Copper a medio y largo plazo es que más del 60% de la electricidad consumida en la planta provenga de fuentes renovables. «Y para ello, el Complejo Metalúrgico ha dado un paso de gigante al suscribir con Fortia Energía un contrato de suministro de 135 GWh de electricidad hasta el año 2029 bajo la fórmula PPA (Power Purchase Agreement), lo que supone una clara alineación con el Objetivo de Desarrollo Sostenible #7 “Energía asequible y no contaminante”».

Reducir la huella hídrica

Por otro lado, en estos tres últimos años Atlantic Copper se ha unido con otros socios europeos (centros de investigación, universidades y empresas del sector metalúrgico) para poner en marcha proyectos innovadores estrechamente relacionados con la producción sostenible y la Economía Circular. Prueba de esta unión estratégica es la participación activa de los equipos de I+D+i de la compañía en el programa EIT Raw Materials.

Uno de los proyectos más importantes es RED_SCOPE (Recovery of Effluent Discharge for Sustainable Copper Processing in Europe), cuya finalidad es analizar la viabilidad técnica y económica de una planta de tratamiento para maximizar la recuperación de las aguas de proceso de fundición. Liderado por Atlantic Copper, cuenta con la coordinación técnica de Suez, encargada de la definición y diseño de la línea de proceso, a su vez apoyada por Cetaqua, Centro Tecnológico del Agua, y el Instituto Sueco de Investigación Ambiental (IVL) encargado de la caracterización y estudio de la posible valorización del residuo que se pudiera generar.

Esta agua, de calidad adecuada para ser usada como agua de proceso, será reutilizada reduciendo de este modo el consumo de agua fresca y, por tanto, la huella hídrica. Se trata de un nuevo ejemplo de reaprovechamiento de uno de los procesos clave de producción de cátodos.

Por último, Atlantic Copper dispone de un Sistema Integrado de Gestión Ambiental (SIGMA), certificado por AENOR, que es la herramienta empleada para implementar y llevar a la práctica la Política Ambiental.

Exigencia medioambiental

Todos estos ejemplos de proyectos basados en criterios de sostenibilidad, han constituido el principal aval de Atlantic Copper para lograr el respaldo de la entidad financiera. Y es que para que un préstamo sea considerado ‘verde’, es necesario que el objetivo sea promover la sostenibilidad medioambiental, pero además tiene que estar calificado como tal por un organismo externo, exlica la compañía.

En este caso, la compañía ha recibido la certificación de esta agencia independiente, Vigeo Eiris, que ha ratificado –tras la concesión del sello verde- que los créditos acordados cumplen realmente con los criterios medioambientales, sociales y de buen gobierno.

El complejo de Huelva

Atlantic Copper es una compañía onubense, cuyo accionista es la empresa norteamericana Freeport-McMoRan, uno de los principales grupos de recursos naturales de Estados Unidos. Freeport-McMoRan cotiza en la Bolsa de Nueva York (NYSE: FCX) y es el segundo productor mundial de cobre, primer productor de molibdeno y un importante productor de oro.

El Complejo Metalúrgico de Atlantic Copper en Huelva es un centro de producción industrial dedicado al aprovechamiento integral de materias primas con contenido de elementos valiosos. Estas materias primas son principalmente, aunque no necesariamente limitado a estas, minerales metálicos concentrados y materiales metálicos reciclados. Una parte significativa de estos últimos procede de equipos electrónicos una vez finalizado su ciclo de vida útil.

Su actividad se enmarca en la producción de metales no ferrosos a partir de las materias primas indicadas mediante procedimientos metalúrgicos, químicos y electrolíticos.

Los principales productos resultantes del proceso son, entre otros: cobre metálico (que se comercializa en forma de cobre anódico o cobre catódico), ácido sulfúrico, lodos electrolíticos conteniendo metales preciosos como oro, plata, paladio, platino, etc., y silicato de hierro.

Préstamos sostenibles

BBVA es un grupo financiero global fundado en 1857 con un firme compromiso en la lucha contra el cambio climático, como muestra su «Compromiso 2025», por el cual movilizará 100.000 millones de euros hasta 2025 en financiación verde, infraestructuras sostenibles, emprendimiento social e inclusión financiera.

En el negocio de préstamos sostenibles, BBVA ha sido pionero e impulsor fundamental, y es hoy una de las entidades más activas a nivel global y líder en España. El banco ha liderado en 2018 un total de 17 operaciones en Europa y América para clientes de diversos sectores y ha sido la entidad que ha actuado en más ocasiones como coordinador y/ o agente sostenible. A cierre de junio de 2019 ha liderado otras 11 operaciones.