Un avión A400M
Un avión A400M - ABC

El A400M se garantiza trabajo hasta 2030 tras un acuerdo con sus clientes

La firma reduce el número de aviones a producir y compensará a los países por los retrasos con productos y servicios extra

SevillaActualizado:

Airbus y los seis países clientes del A400M -Alemania, Francia, Reino Unido, España, Turquía, Bélgica y Luxemburgo- han firmado el nuevo contrato del avión de transporte militar que, entre otros aspectos, contempla «una compensación significativa» en productos y servicios a cambio de «los compromisos económicos derivados de los anteriores retrasos en las entregas».

El consorcio aeronáutico ha informado en un comunicado de la firma de la modificación del contrato del A400M, que se ensambla en Sevilla, con la OCCAR (Organización Conjunta de Cooperación en Materia de Armamento) con sede en Bonn (Alemania), que gestiona el programa multinacional en nombre de las naciones clientes de lanzamiento.

Este acuerdo pone fin a la negociación sobre posibles sanciones a Airbus por los retrasos en las entregas pactadas del A-400M, ya que el nuevo contrato contempla compensaciones «significativas» en productos y servicios a cambios de esos retrasos. «De esta forma, los clientes y la industria tienen la oportunidad de mejorar juntos la plataforma A400M», celebra la compañía.

El programa del A400M se ha enfrentado además a numerosos sobrecostes a lo largo de su trayectoria. El pasado año ya anunció un nuevo sobrecoste de 2.200 millones de euros por los problemas en la caja de engranajes del motor del avión.

Mientras, en 2010 los países de la OCCAR acordaron compartir los sobrecostes del proyecto con una financiación adicional de 3.500 millones de euros a través de créditos a la exportación, que se sumarían a la dotación de 20.000 millones de euros con la que se lanzó el programa. En 2015 y 2014 el déficit acumulado sumó ya 841 millones de euros.

Con el nuevo contrato, Airbus se compromete a aportar todas las capacidades acordadas «en un plazo de tiempo ajustado y ofrecer a las naciones clientes de lanzamiento información detallada para que puedan planificar adecuadamente sus operaciones y sus compromisos».

Además han acordado prolongar el plan de producción del A400M alargandólo hasta el año 2030. «El nuevo programa de entregas de producción responde a las expectativas de las naciones clientes de lanzamiento y reduce significativamente el riesgo financiero», justifica el consorcio aeronáutico.

También asegura que esto le permite adaptar la tasa de producción del avión de transporte militar para poder atender pedidos de exportación en los próximos años. Airbus aspira a firmar próximamente el primer contrato de exportación del A400M para venderlo fuera de los seis países clientes.

Los responsables de la división de aviación militar de Airbus y de la compañía en España ya detallaron en diciembre del pasado año que el nuevo acuerdo contempla una producción de 15 aeronaves en el año 2019, de once en 2020 y de ocho en 2021, con la posibilidad de mantener o elevar la producción a las once unidades en cualquier momento. La compañía calculó que esta reducción de la cadena de producción tendría un impacto en 3.500 puestos de trabajo, alrededor de 850 en España.

En cuanto a las modernizaciones, el nuevo acuerdo «reducirá los tiempos de indisponibilidad de los aviones para responder así a las expectativas de los clientes y optimizará el proceso de retrofit para Airbus».

Además, la OCCAR y las naciones clientes de lanzamiento han acordado implementar un mecanismo de retención financiera revisado. «Esta nueva fórmula reconoce el cumplimiento de las capacidades del A400M ya implementadas en los aviones en servicio y mantiene un incentivo para finalizar el desarrollo del estándar contractual convenido», explica.

2Las conversaciones con nuestros clientes para establecer un Global Rebaselining del programa A400M ofrecieron ya los primeros resultados tangibles en 2018. Mediante la firma de la modificación del contrato, Airbus se compromete plenamente a proseguir esta trayectoria positiva y a ofrecer a los actuales y futuros clientes del A400M el avión de transporte militar más potente y tecnológicamente avanzado del mercado», ha apuntado el consejero delegado de Airbus Defence and Space, Dirk Hoke.