El «brexiter» conservador Boris Johnson es el favorito a ocupar el cargo de primer ministro británico
El «brexiter» conservador Boris Johnson es el favorito a ocupar el cargo de primer ministro británico - REUTERS

La oficina presupuestaria británica prevé una recesión sin un Brexit pactado

El organismo encargado de supervisar las finanzas estatales augura una contracción del 2% del PIB en caso de que Reino Unido abandone la Unión Europea sin acuerdo ni periodo de transición

LondresActualizado:

El Reino Unido se sumirá en una recesión en 2020 en caso de salir de la Unión Europea (UE) sin acuerdo ni periodo de transición, ha expresado este jueves la Oficina británica de responsabilidad presupuestaria (OBR, por sus siglas en inglés).

El organismo público encargado de supervisar las finanzas estatales predijo en su informe periódico sobre riesgos fiscales que un Brexit duro el próximo 31 de octubre causará una contracción del 2% del producto interior bruto (PIB), lo que sumirá al país en una recesión.

La OBR, que sometió al sistema a una serie de pruebas de resistencia, opina que una retirada sin tratado bilateral con los Veintisiete «causaría una caída de la libra esterlina y del precio de los activos», lo que se sumaría «a un aumento de las barreras comerciales a la exportación».

«El incremento de la incertidumbre y una pérdida de confianza» de los inversores contribuirían también a ralentizar la economía del Reino Unido, lastrada asimismo por un descenso de los ingresos fiscales frente a un aumento del gasto público, añade.

Aunque el encarecimiento de las importaciones por la depreciación de la libra impulsaría la inflación, la OBR se muestra confiada en que el Banco de Inglaterra podría mantenerla a raya rebajando los tipos de interés, actualmente en el 0,75%.

El informe de la OBR, auspiciada por el Gobierno en 2010 a raíz de la crisis crediticia global de 2008, se conoce en vísperas de que el próximo 23 se escoja al nuevo primer ministro entre el favorito Boris Johnson y su colega Jeremy Hunt.

Ambos candidatos a dirigir el Partido Conservador y el Ejecutivo se han comprometido a sacar al país de la UE en la fecha prevista, si bien el primero se ha mostrado más radical al asegurar que lo hará «a vida o muerte».