Tim Mohin y José Luis Blasco, en un momento de la entrevista
Tim Mohin y José Luis Blasco, en un momento de la entrevista

Los informes de sostenibilidad, puertas abiertas a la eficiencia y la transparencia

Tim Mohin, CEO de Global Reporting Initiative, y José Luis Blasco, responsable global de Sostenibilidad de KPMG, analizan el impacto de unos estudios que marcan diferencias empresariales

MADRIDActualizado:

Veinte años atrás, hablar de sostenibilidad no era nada frecuente entre las empresas y ahora se ha convertido en un factor diferenciador por el que compiten unas compañías y otras que puede ser decisivo, por ejemplo, para captar capital o retenerlo. La elaboración del informe de sostenibilidad es una práctica cada vez más habitual, de hecho, «el 92% de las 250 mayores compañías del mundo realizan informes de sostenibilidad y el 75% de ellas trabajan con GRI», explica a Empresa Tim Mohin, CEO de Global Reporting Initiative (GRI), organización no gubernamental basada en una red, que tiene como objetivo impulsar los Reportes de Sostenibilidad y de ESG (Medio ambiente, Social y Gobierno Corporativo). «La posición global es muy buena pero no es suficiente. Es muy normal tener ese informe pero quién lo lee», se pregunta Mohin. «Hace falta crear más interés », añade el responsable quien ha visitado España con motivo de la Conferencia Global de Sostenibilidad organizada por KPMG.

En noviembre entró en vigor el Real Decreto-Ley que traspone la directiva europea de información no financiera y diversidad. Por ese motivo las empresas españolas que deben aplicar la directiva (entidades de interés público de más de 500 empleados) tienen que incluir ya esta explicación en sus informes correspondientes al ejercicio 2017. «Debe ser visto como una buena oportunidad para las empresas para ser más efectivas», afirma José Luis Blasco, responsable global de Sostenibilidad de KPMG, en entrevista a Empresa.

Según la consultora, la nueva información incluye cuestiones medioambientales y sociales, así como relativas a la gestión de personas, a la diversidad, al respeto de los derechos humanos y a la lucha contra la corrupción. Debe describir los riesgos, las políticas y los resultados vinculados a esas cuestiones. Además la información debe someterse a los mismos criterios de aprobación, depósito y publicación que el resto del informe de gestión. También puede recogerse en un informe separado correspondiente al mismo ejercicio que incluya el mismo contenido y cumpla los requisitos exigidos.

Desde KPMG, destacan la imoportancia de tener a todos los departamentos de la empresa implicados en este proyecto. En relación a la nueva normativa, José Luis Blasco recuerda que el Parlamento «debe validar este decreto con una ley orgánica y eso supone otra ronda de negociaciones. Con la actual situación política en España, no es un tema pacífico», advierte, aunque asegura que «los partidos tienen muchas ideas». En términos generales, todos quieren alargar el número de empresas que deben presentar este informe y la lista de tópicos que se deben incluir. Subraya además que «España es buen ejemplo de los informes voluntarios». El 87% de las 100 mayores empresas lo entregaron sin existir obligatoriedad. «¿Por qué? Nuestras compañías empezaron a internacionalizarse al mismo tiempo que el concepto de responsabilidad y sustentabilidad se fue desarrollando. Y tuvieron posibilidad de evolucionar según se asentaba», comenta Blasco.

Riesgos y beneficios

Son muchos los beneficios que obtiene una empresa que opta por reportar los temas de sostenibilidad. «Es una gran ocasión para convertir el informe en una oportunidad de transparencia. Debe ser capaz de analizar qué es lo que está aportando para que se tomen las decisiones adecuadas», explica el responsable de GRI. No olvida que «negocios son negocios», por lo que se busca siempre su rentabilidad pero «para estar en el futuro es importante abrir nuestra mente». ¿y si opta por no hacerlo? «Está en juego la reputación de la marca», advierte Tim Mohin «y es lo que va a ayudar a las empresas a lograr más capital. No se trata de lo políticamente correcto, es necesario », puntualiza.

Los especialistas reconocen que no resulta fácil hacer estos informes. «Tenemos un problema: sostenibilidad no es un concepto global sino local. A veces perdemos la información de las bases, la tenemos que contextualizar, dar un contexto a la información de sostenibilidad», advierte José Luis Blasco. Pero al mismo tiempo cree que factores como la digitalización ayudarán a su realización.

En España este concepto evoluciona muy rápido y prueba de ello es que entre las aproximadamente 3.000 empresas a nivel mundial seleccionadas por el índice de Sostenibilidad Dow Jones «hay 30 españolas entre las elegibles y finalmente se eligen 16». José Luis Blasco cree que este informe «es un ingrediente de buena gestión. Si tienes en cuenta lo que pasa a tu alrededor eres un buen gestor», matiza. Las empresas no deben olvidar que hay un 60% de inversores pasivos «que necesitan índices para decidir dónde invertir». Con el reporte, «las buenas compañías estarán más preparadas para el futuro». Ambos expertos insisten en la importancia de escuchar a todas las voces para elaborar un buen informe. Gestores, inversores, trabajadores e instituciones «todos están invitados a opinar, es el secreto del éxito de un informe». Porque la sostenibilidad será clave para el cambio que experimentarán las empresas, los mercados y el conjunto de la sociedad.

Las claves de un buen informe

Tim Mohin habla de cuatro aspectos fundamentales: «debe ser conciso, actual, consistente y que cree compromiso en la empresa». Es una herramienta «muy útil para la empresa, que afecta al futuro de la misma», añade. El precio de este informe aún resulta elevado para las empresas pequeñas pero desde GRI crees que hoy en día «no es necesario hacer un informe en papel. Necesitamos más informes digitales. Debe ser más eficiente y efectivo». GRI trabaja con socios locales en todo el mundo. En España, tienen dos formadores certificados: KPMG y BSD Consulting. Tienen programas específicos de entrenamiento para que las empresas entiendan el funcionamiento de estos informes.