Vídeo: Hacienda y sindicatos pactan un alza salarial para funcionarios - EFE
Funcionarios

El Gobierno subirá el sueldo a los funcionarios hasta un 8,8% en tres años

Montoro urge a los empresarios a imitar el alza salarial del sector público a sus trabajadores

MADRIDActualizado:

Tras semanas, meses, de encuentros y desencuentros el Ministerio de Hacienda y los principales sindicatos (CC.OO, CSIF y UGT) han cerrado un acuerdo para subir el sueldo a los tres millones de funcionarios hasta un 8,8% en tres años. La subida fija será del 6,1%, otro 1,25% irá ligado al PIB, medio punto más al cumplimiento del déficit y 0,75% en fondos adicionales para fomentar la productividad y la equiparación salarial. En definitiva, hasta un 8,79% de subida salarial acumulada, según el acuerdo firmado el viernes por la tarde por el ministro Cristóbal Montoro, el presidente de CSIF, Miguel Borra, el coordinador del Área Pública de CC.OO, Pepe Fernández, y el secretario general de la Federación de Servicios Públicos de UGT, Julio Lacuerda.

«Es la primera vez en la Historia de la Hacienda pública que los salarios públicos aumentarán según crezca la economía», valoró Montoro, quien llamó al sector privado, en referencia a los empresarios, «a tomar nota» para alcanzar un acuerdo con las centrales y subir los salarios como en las administraciones.

El incremento salarial está repleto de variables y distintos indicadores. En 2018 el sueldo de los empleados públicos subirá un 1,75%, por encima de las previsiones de inflación del 1,6%, y no incluirá ningún concepto variable. En 2019 el alza será del 2,25% con un 0,25% más ligado a que el PIB crezca por encima de las previsiones del Ejecutivo. En 2020, las nóminas aumentarán un 2% y si la economía se porta, recogerán otro punto adicional. Asimismo, si se cumple el déficit en el periodo, los salarios engordarán un 0,55% más en 2020.

800 millones para fomentar la productividad

A todo esto se le suma el efecto de unos nuevos fondos adicionales que Hacienda ha puesto sobre la mesa y que permiten a las administraciones que cumplan ciertos requisitos elevar su masa salarial un 0,2% en 2018, un 0,25% en 2019 y un 0,3% en 2020. Como avanzó ABC, estos fondos irán dirigidos prioritariamente a fomentar la productividad.

El acuerdo con la rúbrica del ministro Montoro y los representantes sindicales, reza que la Administración que cumpla los requisitos «podrá destinar un porcentaje adicional de su masa salarial para, entre otras medidas, la implantación de planes o proyectos de mejora de la productividad o la eficiencia, la revisión de complementos específicos entre puestos con funciones equiparables, la homologación de complementos de destino, o la aportación a fondos de pensiones».

Cada administración hará uso de ellos según la situación de cada colectivo y su definición de desempeño, por lo que habrá empleados a los que beneficie más que a otros según las circunstancias. En total, suponen 800 millones de euros ligados a mejorar el rendimiento de los empleados públicos, además de otros conceptos.

Además, el principio de acuerdo contempla la posibilidad de que las administraciones que cumplan el déficit puedan negociar establecer la jornada semanal de 35 horas, tal y como Andalucía y País Vasco reclamaban, ya que hasta ahora era competencia del Estado. En 2012, el Gobierno fijó en 37,5 horas la jornada mínima, por lo que esto se podrá flexibilizar.

Si se cumple el déficit, se repondrán las bajas

Más guiños: el documento también incluirá la creación de empleo neto en el sector público por primera vez desde 2010, al elevarse la tasa de reposición por encima del 100% en algunos ámbitos como el de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado –al 115%– y al 100% de forma general, frente el 50% en el que estaba. Las administraciones que cumplan el déficit, la deuda y la regla de gasto serán las que puedan cubrir todas las bajas.

Por ejemplo, si una comunidad autónoma cumple sus metas de estabilidad podría cubrir el 100% de sus bajas, como ya informó ABC. En la actualidad la tasa de reposición con carácter general es del 50%, reservada al 100% para servicios públicos como Sanidad, Educación, Agencia Tributaria, protección social o Empleo. En septiembre, Hacienda ya ofreció que la tasa de reposición general subiera al 75%. En este porcentaje se elevará igualmente la tasa general si una administración no cumple.

Conversión de temporales

Asimismo, se convertirán entre 270.000 y 300.000 interinos a fijos para rebajar la temporalidad de las plantillas públicas del 23% al 8% en 2020. Por último, el acuerdo incluirá una bolsa de 82 horas anuales para conciliar.

De esta forma, la presentación de los Presupuestos está más cerca al conseguir el primer acuerdo con los funcionarios. Las mejoras son latentes: el año pasado sus nóminas subieron un 1%, la mitad de lo que lo hicieron los precios. El objetivo del Ejecutivo es aprobar las cuentas el 23 de marzo para presentarlas la primera semana de abril al Congreso de los Diputados y comenzar el tira y afloja con los grupos parlamentarios previo a su aprobación.