El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri
El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri - efe

Goirigolzarri responde a Podemos: «Frente al derecho al crédito está la obligación de pagarlo»

El presidente de Bankia ha afirmado en una entrevista que «de la corrupción hay que hablar, pero sobre todo hacer» lo posible para combatirla

abc
Actualizado:

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ha advertido este viernes que el derecho al crédito debe estar unido irreversiblemente al derecho al "cumplimiento" de las obligaciones. En una entrevista en la cadena Cope, el primer ejecutivo de la entidad respondía así preguntado sobre el programa electoral de Podemos que recoge el derecho al crédito. "No he visto el programa, pero una sociedad sostenible y sana tiene que relacionar siempre los derechos y las obligaciones", puntualizó Goirigolzarri.

En este sentido, insistió en que, frente al derecho tiene que existir siempre el deber "al cumplimiento y al repago y estas dos tienen que estar unidas y no se pueden separar". En relación con la evolución del crédito, el presidente de la entidad quiso dejar claro que "no estoy de acuerdo" en que se diga que la banca no está concediendo préstamos. Según Goirigolzarri, a finales del pasado ejercicio se produjo "un cambio muy claro en el crédito". "El crédito al consumo subió y a las pymes también y está continuando este año y va a continuar en los próximos años", indicó.

Por otro lado, Goirigolzarri ha afirmado que "de la corrupción hay que hablar, pero sobre todo hacer" lo posible para combatirla y ha extraído dos conclusiones positivas de todo lo que está sucediendo en España: que la corrupción está aflorando y que la sociedad es menos tolerante con ella.

"Cuando miro hacia el futuro, hay también una visión positiva sobre todo esto: la corrupción está aflorando, y eso es muy importante, y la reacción de la sociedad ante ella, que es una menor tolerancia, lo que es muy positivo, y esos dos elementos son fundamentales para la regeneración que todos queremos", ha subrayado Goirigolzarri en declaraciones a la Cope recogidas por Europa Press.

Preguntado por si fue presionado para no enviar el informe de las tarjetas opacas al FROB, el presidente de Bankia ha asegurado que "no recibió ningún tipo de presión". "El Comité de Dirección y el Consejo de Bankia actuaron con absoluta profesionalidad y transparencia", ha resaltado.

En cuanto a si el escándalo de las tarjatas opacas de Caja Madrid ha tenido impacto en la actividad comercial y la imagen de Bankia, Goirigolzarri se ha mostrado convencido de que la sociedad y los clientes de la entidad "han sabido diferenciar las responsabilidades" de cada parte en el caso.

Venta de Bankia

Goirigolzarri también ha apuntado que lo razonable es pensar que el Estado venderá ya el año que viene una nueva parte de la entidad, que cada vez está más cerca de devolver las ayudas. Preguntado por cuándo el Estado volverá a deshacerse de otra parte de Bankia, ha dicho que esa es una decisión que depende del FROB, ya que la responsabilidad de la entidad es "trabajar mucho, y tener buenos resultados para que así valga más".

La responsabilidad del FROB es decidir cómo y cuándo desinvertir, ha indicado Goirigolzarri, que ha explicado que esta venta dependerá de la evolución del mercado.

«No me podía permitir el lujo de no sacar adelante Bankia»

"El año que viene habrá posibilidades para hacerlo", según Goirigolzarri, que teniendo en cuenta lo transcurrido ya de 2014, ha considerado que lo razonable es pensar que la próxima desinversión será ya en 2015.

En este sentido, Goirigolzarri ha dicho que cada vez está más cerca de alcanzar el compromiso de devolver las ayudas, y ello, justo en el segundo aniversario de la puesta en marcha del plan estratégico al que la entidad se comprometió con Europa, a cambio de la ayuda, un periodo en que se ha hecho un "extraordinario" esfuerzo, del que Goirigolzarri se siente muy orgulloso, y que ha dado resultados.

"No me podía permitir el lujo de no sacar adelante" a Bankia, ha dicho Goirigolzarri, que ha destacado que eran conscientes del reto que esto significaba, una situación en la que la gente ha respondido con creces. "Realmente ha habido un extraordinario sacrifico por parte de todos", ha añadido el presidente de Bankia.