Zidane, durante el partido contra el PSG - EFE
Patrocinado por:Santander

PSG-Real MadridZidane vuelve a ganar en la pizarra

El técnico blanco acierta, con Lucas y Asensio en el once, con un sistema valiente

Actualizado:

En España, hay cerca de cincuenta millones de presidentes del Gobierno, de seleccionadores españoles y de entrenadores del Real Madrid. Ayer, ninguna tertulia o conversación sobre el posible once del equipo blanco en París se ponía de acuerdo con lo que tenía que hacer, o no, el entrenador francés. A las 19.15 horas salimos de dudas y hubo un porcentaje alto de elogios a Zidane. Pasara o no a cuartos, había elegido con criterio: once jugadores sanos, aunque algunos de ellos hayan sido durante la mayor parte de la temporada suplentes. Kroos y Modric, con solo dos entrenamientos después de tres semanas de baja, al banquillo. A valentía nadie podría echarle en cara nada a Zidane. Ganó el partido del Santiago Bernabéu desde la banda, con los cambios estratégicos de Lucas y Asensio, y con ellos en el once inicial remató la eliminatoria en París. «Chapeau».

Fue una apuesta redonda. Desde que el balón salió del círculo central, la energía de Kovacic, Lucas y Asensio dibujaron un partido totalmente inesperado en la capital francesa. El Madrid presionaba en área contraria con el brío de la juventud liderando el arrebato. Casemiro y Kovacic ejercían de escobas, aspiradores y mopas. Tres en uno por donde el PSG moría una y otra vez. Arriba, Cristiano se movía más y mejor que nunca, sacando de su zona a Marquinhos y Thiago Silva. Atrás, nueva lección continental de Sergio Ramos, tirando la defensa treinta metros por delante de Keylor Navas, inteligente en la anticipación, firme por arriba y seguro a la hora de sacar el balón.

Pánico en el PSG

La exhibición blanca dejó en estado de hibernación a Unai Emery, petrificado desde el Santiago Bernabéu y aquel incomprensible cambió de Meunier por Cavani, principio del fin del PSG en esta Champions. ¡Qué lejos queda aquel engañoso 3-0 al Bayern Múnich en la fase de grupos! Los ganadores de Champions de septiembre suelen pasan por la meta en marzo. El PSG es un especialista en este axioma.

Anoche, con dos goles de desventaja, ordenó a su equipo salir a trotar al Parque de los Príncipes, marcando un ritmo más propio de pretemporada que de remontada de octavos de Champions. Si hay aficionados que no saben lo que es el miedo en el fútbol, anoche Unai Emery dio un cursillo exprés, gratis y en abierto para toda España.

Por octava vez consecutiva, el Real Madrid estará entre los ochos mejores equipos de Europa, récord en la historia blanca. Y será así gracias a la inmaculada lectura de la eliminatoria de Zidane, cuyo plan B, ese que no le ha funcionado esta temporada en la Liga, ha sido clave para dejar los 400 millones del PSG en un océano de decepción. El 116 cumpleaños del Real Madrid dejó fiesta grande en París y una vida extra para el conjunto blanco, que está a solo cinco partidos de su decimotercera Copa de Europa.