Perico Delgado en el podio del Tour de 1988 con el equipo Reynolds
Perico Delgado en el podio del Tour de 1988 con el equipo Reynolds - EFE

Tour de FranciaTreinta años del Tour de Perico Delgado

Hace hoy tres décadas, el segoviano puso en pie a todo un país al levantar el título del Tour de Francia de 1988

MadridActualizado:

Cinco años transcurrieron para que Perico Delgado pasase de gregario de Ángel Arrollo en el 83 a ganador de la vuelta gala en 1988. Varias temporadas con problemas de equipo en las contrarreloj y las caídas dieron paso a uno de los periodos que más alegrías trajo para nuestro país.

Sus primeras apariciones en el Tour, durante 1983 y 1984, crearon expectación en torno a si Delgado sería capaz de aspirar algún día a la vuelta gala. Varias caídas le dejaron fuera de sus primeros dos Tours, pero el rodar segundo en la general siendo novato, su ayuda a Arrollo para que éste lograse un segundo puesto en el 83 y unas bajadas espectaculares en los Alpes dieron pie a pensar que Perico Delgado no iba a ser un ciclista más.

Su primera victoria de etapa fue en el 85, año en el que también levantó el título de La Vuelta con el equipo Seat-Orbea, al que puso rumbo tras no verse líder del Reynolds. La muerte de su madre a causa de un derrame cerebral durante la carrera gala de 1986 le hizo abandonar cuando marchaba por primera vez con opciones de victoria.

Si un Tour ha creado afición entre el público español, ese es el de 1987. Perico Delgado, entonces en el PDM, tomó la salida como uno de los favoritos al maillot amarillo. Sus batallas con Stephen Roche fueron épicas. Delgado marchó primero durante cuatro etapas, justo hasta la penúltima -una contrarreloj individual, su gran enemiga en los pasados años-. Terminó segundo a 40 segundos de Roche, un hito que puso los ojos de todos los españoles sobre él para el año siguiente.

El Alpe D'Huez fue el momento clave del Tour de Francia 1988, donde Perico marcó territorio. Tras la ascensión del histórico pico, el corredor del -de nuevo- Reynolds se puso un maillot amarillo que nadie pudo quitarle. Llegó a París con más de siete minutos de ventaja sobre Steven Rooks, segundo clasificado.

Tras esto, Delgado no pudo repetir título en 1989 -fue tercero- ni en 1990 -quedó cuarto-. Su veteranía le relegó a volver a sus inicios e interpretar un puesto de gregario en el Reynolds-Banesto, donde ayudó hasta 1993 a su compañero Miguel Induráin, pentacampeón del Tour.

Su retirada fue un punto y seguido. El amor por el ciclismo no le permitió alejarse del deporte que tanto le había dado, por lo que se incorporó al equipo de comentaristas de RTVE para narrar tanto La Vuelta como El Giro y, como no, su querido Tour de Francia.

Españoles por el Tour

Perico Delgado tuvo a todo un país empujándole, los hitos deportivos de nuestro país no eran tan habituales como hoy en día. Varios de los que apoyaban al segoviano a través de RTVE fueron niños de no más de diez años como Óscar Pereiro, Alberto Contador, Carlos Sastre o Alejando Valverde; Perico creó escuela.

Federico Martín Bahamontes fue el primer español en ganar El Tour de Francia -en 1959-, pero no fue el primero que alcanzó el podio: Bernardo Ruíz fue tercero en 1952.

Luis Ocaña repitió el hito de Bahamontes en 1973, al igual que Perico Delgado en 1988.

Este último vio a su sucesor sobre la misma carretera: Miguel Induráin levantó cinco títulos consecutivos entre 1991 y 1995. Es el que más Tours tiene junto a Merx, Anquetil y Hinault, algo que Froome quiere igualar este año.

Tras Perico e Induráin llegó seguramente la mejor época del ciclismo español, con Óscar Pereiro -2006-, Alberto Contador -2007 y 2009- y Carlos Sastre -2008- monopolizando el primer puesto del podio parisino.