Pablo Aguado se consolida como torero
Pablo Aguado se consolida como torero - ABC

Pablo Aguado se consolida como torero y sale a hombros junto a Ureña

El torero sevillano fue una de las notas más destacadas e importantes de la jornada taurina del domingo

SevillaActualizado:

Los grandes triunfadores de la jornada del domingo en la ciudad francesa de Nimes fueron el sevillano, Pablo Aguado y el murciano, Paco Ureña. La salida a hombros de Paco Ureña por la Puerta de los Cónsules de Nimes, tras cortar tres orejas, y el triunfo en esa misma corrida del sevillano Pablo Aguado, han sido las notas más destacadas e importantes de la jornada taurina de ayer domingo en ruedos franceses

Fue en la jornada matinal cuando Ureña firmó una gran mañana con su manejable lote de Victoriano del Río, en una función en la que Pablo Aguado salió también a hombros por la puerta de cuadrillas tras desorejar al sexto. Diego Urdiales, por su parte, fue silenciado tras apechar el peor lote. La plaza registró media entrada.

Vuelta al ruedo

En Vic-Fezensac, también por la mañana, López Chaves cortó la única oreja a un toro de La Quinta, de nombre Matablanca, premiado con la vuelta al ruedo, que, a la postre, fue el triunfador del concurso ganadero en el que también se lidiaron reses de Saltillo, Partido de Resina, Pagés-Mailhan, Flor de Jara y Los Maños.

López Chaves fue silenciado en su segundo, de Flor de Jara, el mismo balance que cosechó Rafaelillo en sus dos toros, de Saltillo y Pages-Mailhan, mientras que Alberto Lamelas, que sustituía a Manuel Escribano, dio una vuelta al ruedo tras lidiar su primero, de Partido de Resina, y fue ovacionado en el que cerraba la matinal, de Los Maños. La plaza registró tres cuartos de entrada.

Ya por la tarde, en Nimes, el esperado mano a mano entre el francés Sebastián Castella y el peruano Roca Rey se tornó en decepción al saldarse con una oreja para cada uno. Los toros de Juan Pedro Domecq, mansos en conjunto y muy a menos en el último tercio, se encargaron de condicionar un espectáculo, que, en lo positivo, cabe destacar el llenazo que registró el coliseo francés.