La cantante Vanesa Martín, durante el concierto
La cantante Vanesa Martín, durante el concierto - VANESSA GÓMEZ
Concierto

Vanesa Martín y Sevilla se juran amor eterno

La cantautora malagueña ofreció anoche un concierto de altos vuelos con Miguel Poveda y Arcángel como invitados de excepción

Fernando Rodríguez Murube
SevillaActualizado:

Es arriesgado procurar empatar con el cariño y admiración que el público de Sevilla le profesa a Vanesa Martín. Una devoción que la artista malagueña se ha encargado de alimentar a lo largo de sus diez años de carrera y que es mutuo, ya que siempre ha tenido especial predilección por la capital hispalense. Prueba de ello es que para el CD+DVD que editó de su exitosa gira «Crónica de un baile» eligió el concierto que ofreció hace justo dos años en el auditorio Rocío Jurado de la capital andaluza, precisamente el mismo escenario en el que anoche la volvió a liar.

Ante un aforo completo de 9.000 personas —las entradas estaban agotadas desde hacía más de una semana—, la cantautora presentó los temas de su último álbum, «Munay», y repasó los temas más destacados de su discografía. Imbuida por esa fuerza interior que infunde el estar a gusto y sentirse querida, Vanesa Martín desplegó sus alas y dio rienda suelta a ese amplio arsenal de canciones que trata como pocas los recovecos del amor en el sentido más amplio de la palabra: desde el amor de pareja, hasta el amor a uno mismo para no dejar que la vida pase en balde. Temas con los que la andaluza se siente especialmente cómoda y con los que deja sobradas muestras de que es más que sensible a la partitura del sentimiento.

El ambiente estaba caldeado desde antes de que comenzara el concierto, no solo por el rigor de las altas temperaturas que tuvimos que soportar anoche en La Cartuja —37 grados marcaban los termómetros a las diez de la noche—, sino por la pasión y entrega con la que los asistentes recibieron a la cantante (el exceso de calor y las fuertes emociones provocaron no pocas lipotimias). Y es que el idilio entre Vanesa y Sevilla palpitaba en la atmósfera, fue indeleble durante todo el show, se palpaba que artista y público eran la misma cosa. Y eso cuando se trata de un espectáculo en directo es un pelotazo muy gordo. Química pura.

Un concierto de altos vuelos repleto de instantes preñados de fuertes emociones, y es que si hay una palabra que defina a Vanesa Martín en directo es transmisión. Es puro nervio, pura energía y pura sensibilidad. Anoche ofreció un concierto de altos vuelos repleto de instantes inolvidables para los asistentes dando una clase magistral de cómo transmitir emociones fuertes a través de la música. «Durmiendo sola» fue el tema lacrimógeno de la noche, mirara donde mirara veía a gente con los ojos vidriosos; una versión muy rockera de «Aún no te has ido»; «El amor no se explica»; «Te has perdido quién soy»; o «Déjame a mí», ya en los bises; también fueron episodios álgidos.

Mención aparte merecen dos de los momentos estelares de la noche. Dos regalos de excepción en forma de invitados de primerísimo nivel con los que Vanesa quiso sorprender a sus fans: Arcángel, con quien cantó «Arráncame»; y Miguel Poveda, que conformó un dúo inédito con la malagueña para interpretar «Me equivoqué al quererle».

Dos horas y media de concierto que la artista despedía visiblemente emocionada con un «Nunca olvidaré lo de hoy, solo puedo deciros que con Sevilla muero». La malagueña vuelve esta noche al escenario del Rocío Jurado para completar el doblete que anunció hace ya varios meses. Una cita para la que tampoco hay entradas.