Ana Belén durante un concierto de la gira de presentación de «Vida»
Ana Belén durante un concierto de la gira de presentación de «Vida» - EFE/Miguel Paquet
Tío Pepe Festival

Ana Belén: «El escenario tiene veneno, sin duda»

La cantante presenta «Vida» el próximo 14 de agosto en la Bodega González Byass, dentro del Tío Pepe Festival de Jerez

SevillaActualizado:

El verano es sinónimo de conciertos para cualquier cantante y Ana Belén, una de las intérpretes españolas más admiradas y populares, no es una excepción. «Lo prioritario es esto», afirma esta cantante y actriz que lleva medio siglo subida a los escenarios y que sabe lo que es el éxito en la canción, el teatro y el cine.

«Tengo un trabajo que me gusta y que me aporta mucho. Todo lo que tiene que ver con la comunicación y despertar en la gente emociones, que lo pase bien o se haga preguntas, es fantástico y también una suerte para todos los que nos dedicamos a esto».

Porque esta cantante entiende su profesión como una «vocación a la que me dedico desde niña. No tengo que trabajar toda la semana en otra cosa y los fines de semana, pues mira, canto. He tenido suerte. Mucha gente joven, mucho más preparada que mi generación, no puede dedicarse profesionalmente a esto y eso es una gran tragedia».

La cantante, que tiene más de una docena de conciertos comprometidos hasta el final de este año, hace parada el 14 de agosto en el Tío Pepe Festival, en el que presentará su último álbum «Vida» (2018), el primero con nuevas canciones en algo más de una década. Será en el singular espacio del Patio de la Tonelería de la Bodega González Byass, en el que los asistentes podrán disfrutar no solo del concierto, sino también, si lo desean, de una cena.

¿En gira es cuando un cantante está más en su salsa?

Sí. A mí me gusta mucho el directo, por muy bien que esté en el estudio. Cuando me meto a grabar lo paso bien y estás creando la canción pero cuando la recreas en directo ahí fluyen muchas cosas. De hecho, cuando la canción la sientes y emocionas a la gente con ella el escenario, eso es imparable.

¿El escenario da entonces algo al cantante que ningún estudio le da?

El escenario tiene veneno, sin duda, y con el teatro de texto también me pasa muchísimo. A mí me gusta mucho el cine. Pero el escenario de un teatro no tiene nada que ver. Tú te enfrentas a un personaje de una manera determinada, con una línea de comienzo y un final, en vivo y en directo. Eso mismo es lo que pasa cuando subes al escenario a cantar las canciones, que te las sabes, que tienen un tono, pero que cada día las interpretas de una manera diferente.

«A estas alturas me muevo muy por lo que siento y me emociona. Si saco un disco es porque quiero y tengo canciones buenas»

«Vida» es su primer disco con nuevas canciones en once años, ¿cuándo se dio cuenta de que necesitaba grabar un disco?

No me di cuenta. De repente tenía un montón de canciones, así que a lo mejor eso significaba que tenía un disco para sacar. A estas alturas me muevo muy por lo que siento y me emociona. A estas alturas de mi vida, no tengo presiones para sacar un disco, si saco uno es porque quiero y tengo canciones que considero que son buenas y me hacen estar muy viva dentro de la profesión y con mucho entusiasmo, pero también con la incógnita de si esos nuevos temas serán aceptados.

Eso cuando se tiene en el haber numerosos clásicos, imagino que es complicado.

El público, mayormente, lo que quiere son las canciones que más conocen. Me pasa a mí como público también. Si voy a un concierto lo que quiero escuchar las canciones que voy cantando y con las que he gozado. Esto no es ningún reproche. Yo intento hacer un equilibrio entre las que gente está deseando oír y las canciones nuevas que tienes que ir introduciendo.

«En la música se van dando pasos por la igualdad como en todos los órdenes. Quién iba a pensar que íbamos a ver una mujer general»

En «Vida» ha trabajado con compositores jóvenes, como Rozalén y Dani Martín, ¿qué le aportan?

Eso es lo mejor que le puede pasar a la gente de mi edad. Tengo un hijo músico y estoy en contacto con la manera de entender y de crear la música los jóvenes. Él me pone al día de las cosas y a mí me gusta estar en contacto con los jóvenes de mi profesión, es un regalo. Me pasa también como actriz.

Cuando recibió el Goya de Honor hizo un alegato en favor de la igualdad de la mujer en el cine, ¿en la música la situación es similar?

Hay muchas mujeres haciendo música, pero no hay muchas mujeres, por ejemplo, dentro del mundo del rock que está muy masculinizado y que ha sido reticente a aceptar mujeres. No obstante, han salido cantantes estupendas, como Cristina Llanos o Aurora Beltrán, pero siempre que como que costaba más y creo que hay una carencia de ejecutantes músicas con respecto a algunos instrumentos muy asociados a la figura masculina. Pero se van dando pasos, como en todos los órdenes, quién iba a pensar que íbamos a ver una mujer general, pero todavía podemos hablar de que esa equiparación no ha llegado.