Vanesa Martín
Vanesa Martín - ABC

Vanesa Martín: «En las cenas que organiza Alejandro Sanz se gestan muchas colaboraciones»

La cantante publica su nuevo disco, «Todas las mujeres que habitan en mí»

Actualizado:

La artista malagueña regresa dos años después de su exitoso «Munay» (doble disco de platino) con su nuevo disco (el sexto desu carrera) «Todas las mujeres que habitan en mí», su proyecto más «íntimo, serio, atrevido y sensual» hasta la fecha. Grabado entre Los Ángeles y Málaga, con un sonido envolvente y una cuidada producción a cargo de Eric Rosse con la dirección de la propia Vanesa Martín, el álbum está compuesto por 13 temas que hacen un recorrido por diversos estados emocionales.

¿Cómo ve los primeros pasos de su nueva criatura?

Increíbles, está teniendo una acogida muy bonita, y todos los fans que me dicen algo, siempre es algo precioso.

Parece más versátil.

Me alegro, muchas gracias. La verdad es que en este disco hago muchas cosas nuevas, yo misma lo noto. He investigado un poco más, y por primera vez he buscado hacer cosas diferentes a lo primero que te sale.

¿Discuten mucho las mujeres que habitan en usted?

No (risas), estamos muy bien, tenemos mucha armonía entre nosotras. Hablo de la complejidad del ser humano, de todas las personalidades que nos forman y nos definen. Las circunstancias, la gente que nos rodea nos influyen, y en este disco hay canciones muy diferentes, con personalidades muy diferentes. «Abril» es más sureña, «Desobedecer» es más pop, «Pídeme» es bossa... dejo reflejar todas mis personalidades musicales.

Es un disco necesariamente introspectivo.

Así es, y me gusta que lo veas así porque a pesar de que es un disco luminoso y cargado de vida, es un disco muy para adentro, de analizarme y buscar el equilibrio de mí misma.

¿Cuándo ha escrito y grabado el disco? Ha estado ocupadísima con la gira.

He aprovechado los tiempos muertos del aeropuerto, del tren... No era consciente de las canciones que había escrito cuandome puse a mirar el repertorio acumulado. Cuando vives una experiencia tna fuerte como la que he vivido con «Munay», en la que conoces a mucha gente, a ídolos, viajas a muchos países, hay un momento en el que te agarras a ti misma para tener ese equlibrio. De ahí nace «Todas las mujeres que viven en mí».

En Málaga se hizo la pre-producción, los esbozos de las canciones, y las voces. Todo lo demás fuera.

¿La elección del single fue difícil?

Sí, fue difícil. Nos dolió la cabeza con este tema, pero por primera vez me he posicionado más que nunca, ya me tocaba elegir a mi sola. Hemos acertado y estamos pletóricos.

Creo que a este disco le han acompañado muchas reflexiones acerca de lo importante que es tener poder de decisión sobre la carrera propia. ¿Ha tenido muchos dilemas últimamente?

Sí, porque llegan muchas propuestas de muchos tipos, y tienes que elegir qué haces y qué no. Eso es ley de vida, irrefutable. Al tomar decisiones marcas tu personalidad. Pero vaya, que no hay problema, ¡ojalá vengan muchas cosas!

Cuando ha rechazado hacer algo, ¿es porque desdibujaba la imagen que se tiene de ti?

A veces ha sido por eso, y otras porque el momento era malo porque yo estaba con otra historia, e iba a quedar muy deslucido... Hay tantos factores que intervienen... Cuando el tiempo va a contrareloj es complicado.

Una de las cosas a las que ha dicho que sí es a «La Voz Kids».

Pero ¿sabes qué pasa? Que eso aún no está confirmado. Se ha filtrado, porque yo no puedo decir nada hasta el día 23 (la entrevista se hizo dos días antes). Pero vaya, que sí, que hedicho que sí a «La Voz Kids». Empezamos a grabarel 25 de noviembre.

En el disco no hay rastro de ritmos latinos. ¿En algún momento le sugirieron tirar por ahí?

No. Por suerte en mi equipo no ha habido nadie que me diga que vaya por ahí. Con todos mis respetos, tenía muy claro que no iba a ir por ahí. Los cantautores somos los nuevos indies (risas).

Hace poco, Mariza me contó que había colaborado con una cantante española, pero que no podía decir quién.

Qué bien ha guardado el secreto (risas). A Mariza la admiro muchísimo. La conocí en casa de Alejandro Sanz, un día que organizó una cena entre amigos. Al abrirme la puerta ahí estaba con Mariza. Al terminar de comer dijo «venga Vanesa, cógete la guitarra y canta algo». Nos pusimos a cantar ella y yo, una canción ella, una canción yo. Y después coincidimos en Lisboa de casualidad. Entré en un restaurante y estaba ella. A partir de ahí le lancé la invitación y me dijo que sí. Yo la hubiera seguido admirando igual aunque dijera que no (risas).

En casa de Alejandro Sanz se han gestado muchas colaboraciones. ¿Quién más había ese día por allí?

Mucha gente, mucha gente (risas). Alejandro es muy generoso, siempre que puede nos junta y reímos, cantamos, hablamos...