Julieta de Haro en las estancias de la Feria de Primavera del Tercero de Velázquez
Julieta de Haro en las estancias de la Feria de Primavera del Tercero de Velázquez - J. R. Ladra
ARTE

El Tercero de Velázquez se convierte en feria en primavera

El proyecto comisariado por Julieta de Haro en su propia casa en Madrid abandona hasta este domingo su domicilio para dar cabida –ocupando la primera planta de un edificio– a todos aquellos artistas que de él han formado parte hasta la fecha

MadridActualizado:

Comprobamos que el Tercero de Velázquez, el proyecto con el que la comisaria Julieta de Haro convirtió hace unos años su propia casa en sala de exposiciones, va viento en popa. Tanto, que desde hoy y hasta el lunes ha preparado la primera edición de la Feria de Primavera del Tercero de Velázquez, en un deseo de aglutinar a todos los artistas y cómplices de su iniciativa desde su arranque hasta hoy (fechas en las que ocupa sus estancias el fotógrafo Ciuco Gutiérrez, el último en llegar a este espacio entre la galería y el gabinete de coleccionista). Y de hacerlo de una manera más amplia, pública, pues, como saben, al Tercero solo «se sube» por rigurosa invitación de su propietaria. su carácter «privado», hasta ahora, formaba parte de su esencia.

Complicidad coleccionista

Para que todo esto sea posible, cuenta estos días, en el mismo barrio madrileño de Salamanca, con la complicidad de una familia de coleccionistas que le cede la primera planta (hasta 400 metros cuadrados) de un edificio en la misma calle Velázquez. Allí entran hasta 18 artistas de la naturaleza que le gusta a De Haro: seniors, realmente de su generación, con toda una trayectoria consolidada pero a los que el sistema da la espalda.

La feria nace en un deseo de aglutinar a todos los artistas y cómplices de la iniciativa desde su arranque hasta hoy

Ellos asumen durante cinco jornadas, de domingo a lunes, las estancias de este señorial inmueble ocupándolo como si de una instalación se tratara: así, Rosa Muñoz emplea sus propios catálogos como peanas de sus fotografías tan escultóricas. El pintor Ángel Haro, borriquetas con restos de pintura que en algún momento las salpicaron en su propio taller. Marta Chirino, mezclando sus dibujos botánicos con elementos naturales... Quedan prohibidos los clavos y, por tanto, hay que agudizar el ingenio.

Multiplicidad de técnicas

Les acompañan en esta aventura otros creadores destacados como Alicia Moneva o Maya Pixelskaya, de las últimas ocupantes del Tercero; o Pedro Castrortega, que aprovecha para presentar esculturas de gran formato. También viejos conocidos como José Piñar, Mar Solís, Luis Pérez Calvo y Ouka Lele. Asimismo, no falta a la cita Javier de Juan: con él empezó todo... La multiplicidad de técnicas y estilos está pues asegurada.

Clorofila Digital cuenta con ámbito propio, al ser una marca detrás de muchas de las producciones artísticas aquí presentes; de igual forma, los diseños de mobiliario son cedidos para la ocasión por Laurent Dif. De lo que se trata en definitiva es de generar formatos de exhibición y venta diferentes, y disfrutar del arte junto a sus autores, nutriéndose de sus anécdotas.