Tabla «Lamento ante el cuerpo de Cristo»
Tabla «Lamento ante el cuerpo de Cristo» - EFE

La Policía devuelve a la Diócesis de Palencia una obra del siglo XVI robada hace 60 años

El cuadro se cambió por una copia, pero no hay detenidos porque no se sabe quién lo sustrajo ni cuándo se hizo la sustitución

MadridActualizado:

El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, ha devuelto hoy a la Diócesis y la iglesia de Lantadilla (Palencia) una tabla del siglo XVI. Llamada «Lamento ante el cuerpo de Cristo», y atribuída al círculo cercano de Alonso Berruguete, fue robada en la década de los 60 y recuperada el año pasado por la Brigada de Patrimonio en Madrid.

Esta es la quinta vez que la Policía Nacional restituye una obra de arte al Obispado de Palencia, lo que demuestra, según ha afirmado Cosidó, «la riqueza patrimonial y el legado cultural, artístico y religioso de esta provincia». Pero también demuestra que la protección del patrimonio histórico es «una clara prioridad» para la Policía Nacional, «no solo por el valor patrimonial de estas obras, sino también por lo que significan para los ciudadanos».

En este caso ha subrayado la «eficacia» de la Brigada de Patrimonio de la Policía en una investigación que comenzó hace una año a raíz de una información del Museo Nacional de Escultura de Valladolid sobre una obra de dudosa procedencia que se subastaba en una sala de Madrid. Los agentes intervinieron de forma cautelar dicha obra con el objeto de averiguar su legitimidad y corroborar si el óleo era el real o por el contrario una copia.

Una copia en la iglesia

Además, el delegado Diocesano de Patrimonio de Palencia, José Luis Calvo, formuló una denuncia en la que afirmaba que la tabla que estaba en la iglesia de Lantadilla era una copia, y que sospechaba que la que se pretendía subastar podría ser la original, en base a que la obra llevaba inventariada en el retablo de la Iglesia desde el Siglo XIX. También la Diócesis notificó a los agentes que desconocía el momento en el que se pudo realizar la copia o se efectuó la sustitución, aunque pudo ser a principios de los años 60.

Después de realizar las primeras pesquisas, los investigadores consiguieron los datos del supuesto propietario de la tabla que se pretendía subastar en Madrid, según ha explicado el jefe de la Brigada de Patrimonio Histórico, Antonio Tenorio. Se trata de una persona de León que aseguró que tenía la tabla desde 1981 porque se la había donado su padre ya fallecido, pero no aportó más datos sobre la misma. No se ha podido detener a nadie ya que no hay pruebas que demuestren el robo o quien fue el autor, ha detallado Tenorio.

El 22 de abril el Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción número Tres de Palencia decretó la devolución definitiva de la tabla a la Diócesis de Palencia, entrega que se ha materializado hoy. El delegado diocesano de Patrimonio ha agredido «la labor callada y eficiente» de la Brigada de Patrimonio «que tan buenos resultados está dando» y que por quinta vez devuelve una obra a la Diócesis de Palencia.

Calvo ha subrayado el «enorme» valor artístico de esta obra, que tiene una técnica muy depurada, y sobre todo el incalculable «valor sentimental» que tiene para la parroquia de Lantadilla y para la provincia de Palencia.