El mascarón de proa del buque escuela de la Armada Española Juan Sebastián de Elcano, que representa a la diosa Minerva.
El mascarón de proa del buque escuela de la Armada Española Juan Sebastián de Elcano, que representa a la diosa Minerva. - Antonio Vázquez
CULTURA NAVAL

Las tres Minervas del Juan Sebastián de Elcano

El mascarón de proa del buque escuela de la Armada Española esconde una historia llena de curiosidades y no es la única diosa que va a bordo

CádizActualizado:

La figura dorada de una mujer ataviada con ropaje clásico surca los mares en la proa de un blanco velero de cuatro palos. Sobre su cabeza, una corona mural (de castillos) y otra de laurel, bajo sus rodillas, el escudo de Castilla y León en dos cuarteles, cubierto con la corona real española.

Es Minerva, el mascarón de proa del Juan Sebastián de Elcano, que representa a la diosa romana de la sabiduría, las artes y la estrategia militar.

Con unas dimensiones de 4,50 por un metro, este es el tercer mascarón de proa (de madera policromada, fue restaurado por última vez a finales de 2008) del buque escuela, botado el 5 de marzo de 1927 en los astilleros gaditanos Echevarrieta y Larrinaga. El primero de ellos se conserva en el Museo Naval de San Fernando, pero su cabeza no es la original. Ésta fue seccionada y desapareció después de la Guerra Civil, ya que al estallar la contienda el buque quedó amarrado en el Arsenal de La Carraca y su mascarón fue desmontado.

La cabeza de este mascarón primigenio es una reproducción que realizó el marinero de reemplazo malagueño Francisco Muñoz en la década de los ‘60, mientras realizaba su servicio militar en el Cuartel de Instrucción de Marinería de San Fernando y para la que tomó como modelo a la hija del comandante de la base, que posó para él. La original fue posteriormente recuperada y actualmente también se exhibe en el Museo Naval de San Fernando, al lado del mascarón al que perteneció.

Primer plano de Minerva.
Primer plano de Minerva. - Antonio Vázquez

Alegoría de Hispania

Algunos investigadores han señalado que esta figura, en lugar de la diosa Minerva, podría ser la alegoría de Hispania, con sus característicos atributos: corona mural y vestimenta clásica de peplo (túnica femenina de la antigua Grecia). No obstante, el historiador y escritor Manuel Díaz Ordónez señala que «es incuestionable que la Armada contrató con Echevarrieta un buque en el que se debía colocar un mascarón de proa con una figura de la diosa Minerva. De hecho, para cubrir los gastos de creación en el presupuesto se incluía una partida de 15.110 pesetas».

El bergantín-goleta iba a recibir en principio el nombre de la diosa romana, que cambió a instancia del astillero

Y es que, el buque escuela Juan Sebastián de Elcano iba a llamarse en un inicio así, ‘Minerva’. A principios de los años ‘20, cuando se decidió construir un buque escuela que tomase el relevo de la corbeta ‘Nautilus’, dada de baja en 1910, el proyecto de la Armada Española y del Ministerio de la Marina era transformar un viejo velero italiano, el ‘Augustella’, en un nuevo buque escuela que se llamaría ‘Minerva’. El concurso público fue adjudicado a los astilleros Echevarrieta y Larrinaga de Cádiz. Sin embargo, cuando la comisión inspectora revisó el buque a reformar, se vio que carecía de espacio suficiente para los guardiamarinas y que estaba en muy mal estado, por lo que se propuso a Echevarrieta construir un nuevo buque escuela, propuesta que se efectuó oficialmente el 25 de marzo de 1924 con un presupuesto de algo más de siete millones y medio de pesetas y que fue aceptada poco después por las autoridades.

Durante la ceremonia de puesta de quilla del nuevo buque escuela, celebrada el 21 de noviembre de 1925, Horacio Echevarrieta solicitó al presidente del consistorio militar, el general Miguel Primo de Rivera, que el buque fuera bautizado como Juan Sebastián de Elcano, «para que sirva de ejemplo y estímulo a los jóvenes guardiamarinas que habrán de embarcar en él». Primo de Rivera propuso el cambio de nombre al rey Alfonso XIII y éste fue aceptado oficialmente en el Consejo de Ministros del 13 de diciembre de 1925.

Pero la del mascarón de proa no es la única Minerva que lleva a bordo el Juan Sebastián de Elcano, que actualmente se encuentra realizando su 91 crucero de instrucción. También la llevan los profesores militares (aquí se incluyen los que imparten clase en el buque escuela) en el distintivo de profesorado, que portan en el unifome en la parte derecha del pecho. Y, además, la diosa está representada (si bien como su equivalente griega, Atenea) en el escudo de los Centros Universitarios de la Defensa, entre los que se encuentra el de la Escuela Naval Militar de Marín, al que pertenecen los guardiamarinas que embarcan en el Elcano. Mascarón de proa, profesores y alumnos, tres Minervas viajan en el buque escuela.