SUCESO

Los bomberos sofocan un incendio en un garaje

Los vecinos arrojaron extintores sin éxito y los bomberos acceden por la entrada trasera para apagar el fuego

Actualizado:

Bomberos del parque de San Fernando intervenieron en la tarde noche del lunes en un incendio de un garaje de una vivienda situado, de forma compartimentada en una serie de unifamiliares de la Urbanización Torrealta.

El incendio se localizó en uno de los garajes y todo apunta a una combustión muy lenta que produce grandes cantidades de humo que acaba propagándose por las rejillas de ventilación al resto de garajes y, en algunos casos a las viviendas comunicadas. Se procede por seguridad a desalojar las viviendas sin riesgo. Los vecinos ya habían arrojado varios extintores al garaje siniestrado pero, sin éxito.

Los garajes, tienen doble acceso, desde la vivienda y por la parte trasera de la misma al exterior. Los Bomberos accedieron al interior por la puerta en la calle trasera a la urbanización, con gran carga de temperatura y humos y procede a controlar con cuatro extintores de polvo y posteriormente con agua. Fue necesario refrescar las paredes con agua pulverizada para bajar la temperatura acumulada y evacuar humos condensados en la plaza. El fuego afectó a una estantería ubicada en el interior donde se almacenaban diversos productos (pinturas, aceites...) y las temperaturas alcanzadas afectaron a parte de lo almacenado y a la instalación eléctrica y los saneamientos. Posteriormente se procedió a ventilar el resto de garajes y a inspeccionar las viviendas.

La falta de viento también dificultó la ventilación. Bomberos detectó la existencia de un sistema de extracción de humo en la urbanización, que no conocían sus ocupantes. Se localizó el cuarto de mando del mismo y se activó el sistema ayudando a la difícil ventilación. Se utilizaron un total de 1.500 litros de agua. La hora en la que se produjo hace coincidir a las dos guardias del parque del CBPC en San Fernando con un total de nueve Bomberos y cuatro vehículos. La actuación se prolongó, por las tareas de ventilación e inspección, durante cuatro horas.

Intervinieron dos guardias (se realiza el cambio de guardia en el lugar) con un total de nueve efectivos del parque de San Fernando con dos vehículos autobomba, una urbana pesada (U-36) y una rural (R-11), un vehículo de rescate (S-21 y un vehículo de mando. Han utilizado: cuatro equipos de respiración autónoma (ERAs), cámara térmica, cuatro extintores de polvo, 1.500 litros de agua, turboventilador herramientas de mano. El servicio se inició a las 18.23 horas, con la llamada a la Sala de Emergencias del 085 y finalizó a las 22.24 horas con la llegada de los vehículos al parque.