La soldadura TG es una de las especialidades más demandadas
La soldadura TG es una de las especialidades más demandadas
INDUSTRIA

Una soldadura para cerrar heridas

Éxito de los primeros cursos de formación de la Junta en Cádiz tras la parálisis por los casos de fraude. Sus alumnos logran trabajo en el sector naval

CÁDIZActualizado:

El nuevo mercado de trabajo impone sus condiciones y se ha demostrado que la experiencia ya no es garantía de éxito laboral. Al contrario, hay otros factores en el curriculum que suman más puntos que una dilatada trayectoria profesional. La formación y la cualificación se han convertido en dos requisitos clave para encontrar trabajo, sin embargo, no ha sido fácil recuperar el tiempo perdido durante los años de la crisis. La formación laboral con fondos públicos ha sido objeto en la última década de un saqueo sin escrúpulos, donde miles de parados han pagado los platos rotos.

Los cursos de formación profesional en Andalucía tratan ahora de pasar página y olvidar esa etapa negra de corrupción que los ha mantenido bajo sospecha desde el año 2007. La Unidad de Delitos Económicos y Fiscales de la Policía (UDEF) destapó una trama en este sentido que, precisamente, ahora se dirime en los juzgados. El fraude, según algunas estimaciones, supera los 2.000 milones de euros y ha tenido como máximo exponente al exconsejero Ángel Ojeda.

La Junta remonta el vuelo y empieza otra vez a ofrecer una formación que resulta prioritaria en la Bahía de Cádiz para fortalecer nuestro tejido industrial. La Consejería de Empleo, después de cuatro años de parón, ha puesto el motor en marcha y ha arrancado los primeros cursos formativos en materia de soldadura. Se trataba de una demanda histórica de los empresarios del sector del metal. La expectativas de trabajo que se abren en Cádiz con la carga de trabajo que se viene encima en astilleros y los nuevos contratos en Dragados Offshore obligan a contar con trabajadores especializados en distintas disciplinas. Renovarse o morir. La tecnología avanza y los conocimientos adquiridos hace diez años se han quedado obsoletos. La formación es la encargada de curar esa deficiencia.