Obras realizadas el año pasado en una de las plantas del hospital Puerta del Mar
Obras realizadas el año pasado en una de las plantas del hospital Puerta del Mar - A. V.
SALUD

Las obras y las pocas sustituciones marcan otro verano difícil para la sanidad gaditana

El Puerta del Mar cerrará entre julio y septiembre una media de 150 camas, mientras que varios centros de salud de la Bahía no abrirán por las tardes

CÁDIZActualizado:

Las obras previstas para este verano en los principales centros hospitalarios de Cádiz y el programa de sustituciones de su personal médico y auxiliar auguran un verano complicado para la sanidad de la provincia. El Servicio Andaluz de Salud (SAS) entregó el pasado jueves a los representantes de los trabajadores la organización asistencial para los próximos tres meses. Se trata de un plan similar al del año pasado, que prevé el cierre de algo mas de un centenar de camas en el hospital Puerta del Mar, así como una drástica reducción del servicio de Urología en el Clínico de Puerto Real y la sustitución de unas 50.000 jornadas de trabajo, algo «insuficiente» para los sindicatos, ya que el personal que sale de vacaciones es más elevado que el de relevo, «con el agravante que supone el incremento poblacional de los municipios costeros entre julio y septiembre». En el programa de verano del SAS también se advierte del cierre por la tarde de una docena de centros de salud de la Bahía de Cádiz.

El servicio de Urología del Clínico de Puerto Real permanecerá cerrado durante el mes de agosto

El sindicato CC OO ha denunciado públicamente el plan de vacaciones presentado por el SAS, «cuyas consecuencias no solo afectarán al personal sanitario sino también a todos los usuarios de este servicio público». Desde la central sindical se pone de manifiesto que el plan de vacaciones presentado por el SAS para este verano en los centros sanitarios de la provincia de Cádiz está marcado por los recortes. La escasa sustitución de los profesionales tanto en hospitales como en los centros de salud provocará, a juicio de CC OO, una ralentización del servicio, lo que implicará una sobrecarga de trabajo sobre la plantilla que quede al frente de las distintas áreas.

Entre los servicios hospitalarios afectados por las obras de verano se encuentra la sección de Medicina Interna del Puerta del Mar, que cerrará de forma escalonada unas 32 camas entre julio y septiembre. Lo mismo ocurre con el área de Cardiología, cuyas obras de mantenimiento, obligan a clausurar 22 camas. Tampoco se libra de las reformas el área de Oncología y Patología Mamaria, donde se prevé un cierre de 16 camas. En el hospital San Carlos, de San Fernando, la adaptación de los baños de la séptima planta del inmueble supone la clausura de 22 habitaciones.

Cirugía Vascular, Traumatología, Digestivo y Oncología del Puerta del Mar estarán de obras

En todos los hospitales de la provincia se producen, por tanto, cierres de camas bajo la justificación de obras de mantenimiento. El sindicato Autonomía Obrera sostiene que se trata de obras menores y plantea por ello que se programen de manera gradual a lo largo de los meses de invierno para evitar su concentración en los tres meses de verano. El mantenimiento y repintado de las áreas de Cirugía Vascular, Digestivo y Traumatología obligará al cierre de una media de 14 camas por sección entre agosto y septiembre.

Presión asistencial

Por lo que respecta a los centros de salud de la provincia, según reza en la previsión del SAS, una docena de ellos dejará de prestar servicio en horario vespertino. La programación del SAS prevé cerrar por la tarde entre el 16 de julio y el 7 de septiembre el centro de La Merced y el de Puerta Tierra, en Cádiz capital, lo que afectará tanto a los usuarios de estas zonas del casco urbano como a los profesionales que quedan en esos servicios, que tendrán que hacerse cargo del trabajo de sus compañeros que estarán de vacaciones o con días libres. La presión asistencial durante estos meses es extrema.

Los ajustes implican que en la mayoría de los centros no estará el personal mínimo necesario para mantener la actividad diaria lo que generará tensiones ante la tardanza en la atención a los ciudadanos que necesiten información, atención y gestión de sus problemas sanitarios. Estos puntos están atendidos habitualmente por celadores, conductores y auxiliares administrativos que también verán reducidas sus plantillas.

En Puerto Real los centros de salud que cerrarán por las tardes son el de Casines y Río San Pedro, mientras que en El Puerto de Santa de María los afectados son la Casa del Mar, Puerto Sur y Federico Rubio. El centro de salud de La Barca, en Chiclana, es el que no tendrá actividad por la tarde entre el 16 de julio y el 9 de septiembre.

Por otro lado, la actividad asistencial en los centros de salud, ante la falta de sustituciones en las categorías de médicos de Familia, enfermeros y auxiliares de enfermería conlleva, a juicio de CC OO, «la acumulación de tareas y programas establecidos en los centros sobre las espaldas de los compañeros que se quedan en los centros, lo que afecta evidentemente también a los usuarios».

Los trabajadores sociales, cuyo trabajo es clave ante la cantidad de problemas sociales que se tienen que gestionar alrededor de los servicios sanitarios, no serán sustituidos, «lo que afectará de manera importante a la solución de los problemas más urgentes que plantean los usuarios».

El sindicato CC OO defiende un servicio público sanitario «de calidad y a unos profesionales que están cansados de sacar adelante con su esfuerzo personal el mantenimiento de una atención al ciudadano digna, ante la actitud cicatera constante del Servicio Andaluz de Salud y que con el Plan de Vacaciones queda demostrado».