Los inspectores revisan las incapacidades aprobadas.
Los inspectores revisan las incapacidades aprobadas. - LA VOZ
Seguridad Social

El INSS de Cádiz sólo retira de oficio ocho de cada cien incapacidades permanentes revisadas

La Dirección Provincial de Cádiz realizó en 2018 un total de 929 revisiones de oficio, lo que supone un 2,36% con respecto al total de las pensiones en vigor

CádizActualizado:

Las revisiones de oficio de las incapacidades laborales por parte del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) en la provincia de Cádiz, se sitúan por debajo de la media nacional. Así se desprende de las estadísticas dadas a conocer por la propia Seguridad Social, donde se constata que las revisiones de oficio iniciadas por la Dirección Provincial de Cádiz son porcentualmente más bajas que la media del resto del país.

Según los registros del INSS, los seguimientos de oficio siguen siendo una excepción en la provincia gaditana, situándose la tasa en un 2,36% del total de las pensiones en vigor, una media inferior a las revisiones de oficio realizadas en Andalucía, donde la media es del 2,84% e inferior a la media nacional, situada en el 2,87%. En concreto, a lo largo del año 2018, en Cádiz se revisaron a instancia de la entidad gestora un total de 929 incapacidades permanentes, lo que supone que están un 17% por debajo del total nacional y un 15% del dato autonómico.

Además, en el caso de la Dirección Provincial de Cádiz de las revisiones realizadas en 2018, sólo en 8 de cada 100 casos revisados, se dictaminó la recuperación de la capacidad laboral. Esto representa un 32% inferior respecto a la media de Andalucía y un 46% menos respecto a la media nacional, lo que muestra un número muy inferior de pensiones retiradas finalmente por mejoría del estado invalidante. De este modo, también se pone de relieve que este tipo de pensiones están asignadas correctamente y aleja el foco del fraude sobre la provincia.

Hay que tener en cuenta que tal y como denuncian colectivos como sindicatos o Graduados Sociales, las revisiones de las situaciones de bajas laborales también han aumentado en número en la provincia, tanto por parte del SAS como del INSS, debido, en gran medida, a un aumento de las plantillas de funcionarios en las diferentes administraciones, producto a su vez, de la recuperación tras la crisis económica que ha sufrido el país.

A estas revisiones iniciadas por la propia entidad gestora hay que añadir también el número de revisiones realizadas a petición de los afectados, que superan en número a las anteriores. En muchos casos, se trata de personas que tienen una incapacidad parcial o total y consideran que ésta podría convertirse en absoluta o de gran validez, lo que le permitiría recibir una mayor cuantía económica de pensión. Sin embargo, en algunas ocasiones, algunas de estas reclamaciones termina con una revocación de la incapacidad asignada.

En general, hay que poner de relieve que Cádiz cuenta con una tasa muy superior a la media nacional en el reconocimiento de pensiones de incapacidad permanente. En 2018, por ejemplo, se dieron de alta 5,09 nuevas pensiones de este tipo en sus diferentes grados por cada mil personas protegidas por el sistema (afiliados más desempleados), cuando esa tasa fue del 4,57 en Andalucía y del 3.82 en el total nacional. Esto se traduce en que el INSS de Cádiz ha reconocido un 11,4% más de incapacidad permanente que la media de las otras siete direcciones provinciales de Andalucía y un 33,2% más que el resto de España.

En 2019

Además, si hacemos referencia al porcentaje de expedientes de incapacidad permanente que se aprueba en la Dirección Provincial de Cádiz sobre los resueltos, en la provincia gaditana se aprueba un 18% más de solicitudes que en el resto del territorio nacional. Si nos centramos en los cinco primeros meses de este año 2019, en Cádiz se han aprobado el 63,69 % de las solicitudes, lo que representa un 40% más que la media nacional y un 27% más que en Andalucía.

Con respecto a las incapacidades temporales, el porcentaje de altas sobre reconocimientos médicos efectuados totales efectuados en la dirección provincial del INSS de Cádiz, es también menor que la media nacional. En 2018 se llevaron a cabo 6628 reconocimientos por parte de los médicos inspectores de la Unidad Médica y se acordó declarar 1028 altas por mejoría, es decir, un 15,5% del total. A nivel nacional, el porcentaje de altas de la inspección médica del INSS por mejoría, se situó en un 19,3% (22.698 resoluciones de alta después de la realización de 117.081 reconocimientos).

En conclusión, fuentes del INSS señalan al respecto que «estas cifras son, en términos homogéneos, similares a los de otras provincias españolas, y en cualquier caso, están por debajo de la media nacional en cuanto a concesión de altas obligatorias». En contra de lo que denuncian algunas colectivos, desde la dirección provincial apuntan que «el INSS no realiza en ningún caso indicaciones a los médicos inspectores dirigidas a dotar de mayor o menor rigidez los criterios empleados en la valoración clínica de las incapacidades laborales. El acto médico del reconocimiento es una actuación sometida a la deontología profesional exigible a todo profesional de la medicina».

En este sentido, añadieron: «Debe señalarse además que la calificación de la incapacidad laboral no es una responsabilidad asignada de forma individual al médico inspector, sino que exige la actuación del EVI, órgano colegiado presidido por el Subdirector Provincial de Incapacidad Permanente. De él forman parte un inspector médico del propio INSS, un inspector médico de la Consejería de Sanidad de la Junta de Andalucía, un inspector de Trabajo y Seguridad Social y un funcionario de trámite de IP. Todos sus vocales son, por tanto, funcionarios públicos sometidos únicamente al cumplimiento de las normas jurídicas y comprometidos con la defensa del interés público, lo que equivale a defender los intereses de los ciudadanos que sufren una incapacidad laboral y también los intereses de todos los ciudadanos en general».