El rector de la UCA, Eduardo González Mazo, junto a su equipo de Gobierno
El rector de la UCA, Eduardo González Mazo, junto a su equipo de Gobierno - F. J.
Universidad de Cádiz

Eduardo González Mazo: «No tenemos miedo, en la UCA no hay titulaciones con las aulas vacías»

El rector de la UCA, Eduardo González Mazo, hace un balance positivo de sus ocho años de gestión al frente de la institución docente

CádizActualizado:

Eduardo González Mazo sale victorioso de una «intensa» gestión de ocho años al frente de la Universidad de Cádiz. Así se demuestra con los datos presentados en el balance que ha ofrecido el rector junto a todos los miembros de su equipo y con el que pone fin a un mandato que acabará el próximo mes de mayo. Ni la fuerte crisis económica que le ha tocado sufrir al frente de la institución docente, ni el convulso panorama de cambios políticos que le han acompañado en estos ocho años le han impedido avanzar en su objetivo primordial de avanzar y mejorar la Universidad de Cádiz.

De hecho, muchos son los logros que se desprenden del informe que ayer presentó el equipo de Gobierno ante los medios de comunicación y en el que se constata la mejora en infraestructuras, un notable aumento del presupuesto, el incremento del personal docente e investigador, el aumento de alumnos de nuevo ingreso, la creación de nuevos másteres, la ampliación de la oferta de programas de Doctorado, la mejora en el posicionamiento de la UCA en el Ranking de Shangai o la puesta en valor del CEIMAR como uno de los símbolos que otorgan reconocimiento internacional a la institución gaditana.

Gonzalez Mazo ha liderado un proyecto que ocho años después se puede ver ejecutado con más y mejores infraestructuras en los cuatro Campus y con una apuesta clara por la investigación y las relaciones con el sector empresarial.

En cuanto a infraestructuras, destaca el importante impulso al Campus de Cádiz, donde a pesar de las restricciones económicas se ha ejecutado la rehabilitación del Colegio Mayor y del Olivillo, la reforma de la Facultad de Medicina y se ha diseñado con el Ayuntamiento de Cádiz un proyecto de permuta de edificios que le permitirá a la institución docente contar con un cinturón universitario desde Valcárcel hasta el Centro Cultural Reina Sofía. Asimismo, también se ha plasmado sobre el papel el traslado de la Facultad de Ciencias de la Educación a la capital gaditana.

«De lo que estoy más satisfecho en estos años es de los que están a mi lado»

En Puerto Real, destaca la apertura de la Escuela Superior de Ingeniería, mientras que en Algeciras se ha remodelado la Escuela Politécnica Superior y la Facultad de Enfermería, así como la construcción de una biblioteca. En el Campus de Jerez, se ha puesto en marcha el Edificio de Investigación en Ciencias Sociales, así como una piscina.

El actual rector de la Universidad de Cádiz ha subrayado el trabajo realizado por su equipo en estos ocho años de mandato, «y con los que me he reunido en esta sala cada martes y nunca nos hemos peleado», ha señalado. En este sentido, ha puesto de relieve que «de lo que más satisfecho estoy en estos años es de los que están a mi lado y, sobre todo, estoy satisfecho de haber podido dar respuesta en cada instante a lo que se me ha requerido desde la Universidad de Cádiz».

Un trabajo «exhausto»

Ha reconocido que el trabajo ha sido «exhausto» en algunos momentos y fruto de ello, ha asegurado que ni siquiera tiene claro qué iniciativa le hubiera gustado ver terminada, ya que confía en que el futuro equipo directivo lo llevará a cabo. «Quizás que la RPT fuese más rápido o quizás me hubiese gustado tener más tiempo para estar en más lugares y visitar más sitios, pero el trabajo de despacho termina atrapándote», ha subrayado.

Mención aparte hizo el rector a una de las primeras ideas que ha lanzado el nuevo Gobierno andaluz sobre la gestión de las universidades públicas. Con respecto a la posibilidad de unir grados o eliminar aquellas carreras donde el número de alumnos sea insuficiente, González Mazo reivindicó que «la Universidad debe tener un compromiso con todas las áreas del conocimiento y no debe de pensar solo en números». No obstante, el rector defendió la «eficiencia» de la UCA: «No tenemos miedo, en la UCA no hay titulaciones con las aulas vacías hoy en día». En este sentido, la vicerrectora de Alumnos aseveró que «nosotros llenamos en torno al 96% de las plazas, lo que demuestra que nuestra universidad es eficiente porque, entre otras cosas, las plazas ofertadas se ajustan a la demanda».