ARMADA

El buque de la Armada 'Juan Carlos I' parte rumbo a los XVIII Juegos del Mediterráneo

El buque sale de su base en Rota con rumbo a Tarragona para contribuir y dar realce a los Juegos

CádizActualizado:

El buque permanecerá atracado en el puerto de Tarragona desde el día 29 de junio al 02 de julio, realizando distintos eventos a bordo. Con la participación del 'Juan Carlos I', se pretende dar el realce que merecen los Juegos Mediterráneos, evento deportivo más importante de la región mediterránea tras los Juegos Olímpicos, y que reúnen desde 1951 a delegaciones deportivas pertenecientes a 26 países.

Durante la escala del buque en Tarragona, estarán embarcados en el 'Juan Carlos I' el Comandante del Grupo de Acción Naval 2, contralmirante Ricardo Atanasio Hernández López, además del Almirante de la Flota, Juan Rodriguez Garat que asistirá a la recepción que se dará a bordo para distintas autoridades.

Tradición

El 'Juan Carlos I', toma su nombre de Su Majestad El Rey Don Juan Carlos I, continuando así la larga tradición de la Armada de asignar a uno de sus buques principales el nombre propio del monarca reinante, mantenida desde la llegada de la Casa de Borbón al trono de España a principios del siglo XVIII. Construido en el astillero de Navantia Ferrol, fue botado el 10 de marzo de 2008 y entregado a la Armada el 30 de septiembre de 2010. Su actual Comandante es el capitán de navío Francisco José Asensi Pérez y cuenta con una dotación de 294 personas.

El buque “Juan Carlos I” es una herramienta de la Armada para garantizar la capacidad de respuesta e influencia global a disposición del poder político, en apoyo a la creciente proyección internacional de España. Es una unidad tecnológicamente avanzada, interoperable, adiestrada y alistada, la cual puede actuar con garantías de éxito en escenarios muy variados. Está diseñado y construido íntegramente en España, por lo que se trata de una muestra más de las capacidades alcanzadas por nuestra industria de Defensa y redunda en su prestigio fuera de nuestras fronteras.

Constituye un buque multipropósito que, con varios perfiles de misión, proporciona una gran capacidad anfibia y aeronaval, así como de transporte estratégico y asistencia humanitaria. Su diseño está basado en una combinación de estándares militares y comerciales con un alto grado de nacionalización en sus sistemas. Cabe destacar su notable capacidad de carga de personal, vehículos, aeronaves y embarcaciones, así como su novedoso sistema de propulsión eléctrico.