Imagen de la Sala del 091 en Cádiz.
Imagen de la Sala del 091 en Cádiz. - ANTONIO VÁZQUEZ
CÁDIZ

Solucionada «a medias» la posible salida de una veintena de policías de la Comisaría de Cádiz

Mientras que se ha prorrogado las funciones para algunos de estos agentes afectados, en la Sala del 091 no se han resuelto las renovaciones cuyo plazo cumple el próximo 31 de este mes

Actualizado:

La posible salida de varios agentes de la Comisaría Provincial de Cádiz sigue en el aire. Por un lado, y según anunciaba este miércoles en un comunicado a los medios el Sindicato Unificado de Policía (SUP) felicitándose por esta medida, sí se ha logrado que los nueve agentes que se encontraban ejerciendo su labor en Atribución Temporal de Funciones (ATF) se haya prolongado tres meses más como mínimo, y como máximo hasta la resolución del concurso general de méritos. Su cese se preveía el 31 de este mes si no se les renovaba.

Pero además de estos policías, hay otros nueve agentes que están pendientes de que se resuelva su situación. Son los que se encuentran actualmente desarrollando su labor en comisión de servicios en la Sala del 091. Para ellos también está previsto el cese a final de mes.

Como han venido denunciado a la Jefatura y a la Subdelegación del Gobierno de Cádiz los diferentes sindicatos con representación en la Comisaría Provincial, la marcha de estos agentes cuya función principal es la atención urgente de las llamadas de los ciudadanos y la coordinación de los efectivos que acuden a estos avisos, supondría una «importante merma».

Estos efectivos llegaron como parte del refuerzo que se hizo cuando la Sala centralizó los diferentes canales por los que entran todas las llamadas de la provincia. Sin embargo, aunque en un principio sí estaba previsto, finalmente no se asumió en la Provincial la zona de Algeciras y La Línea, por lo que ahora se entiende que parte de estos agentes tienen que cumplir con su destino allí.

Sin embargo, fuentes consultadas defienden que sería más beneficioso para el cumplimiento efectivo y rápido del servicio que se mantenga la permanencia de estos funcionarios en el Pirulí, ya que dichos agentes están especializados en estas funciones y han necesitado para ocupar esa labor de una preparación y formación específica que se imparte en Madrid. Creen por tanto que sustituirlos por otros agentes inexpertos con otra comisión de servicios o no renovarles, si es que estos puestos quedan finalmente vacantes, generaría «un problema» debido al exhaustivo carácter funcional que rige la propia actividad ininterrumpida de la Sala.