La imagen del andamio siniestrado, con el motor dañado desmontado para su sustitución
La imagen del andamio siniestrado, con el motor dañado desmontado para su sustitución
Accidente Laboral

Un fallo en el motor del andamio pudo provocar que los dos obreros de Cádiz estuvieran a punto de caer al vacío

Los trabajadores sustituían esta mañana la máquina dañada por otra nueva

CádizActualizado:

Probablemente, el primer día de la nueva vida de los dos obrerosque estuvieron a punto de caer desde un cuarto piso ayer en Cádiz tras descolgarse el andamio en el que trabajaban, arrancó con una mera sustitución de lo que pudo provocar la tragedia.

Algunos de los operarios que esta mañana se encontraban trabajando en el edificio situado en la intersección entre la calle Federico Joly y la Avenida de la Bahía, explicaron a LA VOZ que fue el motor del andamio eléctrico el que falló y provocó el desprendimiento de la estructura, que se quedó sujeta solo por uno de los extremos. Afortunadamente, el sistema de seguridad integrado y la reacción de los obreros, que consiguieron agarrarse a la estructura, impidió una caída, que pudo ser mortal.

La rápida intervención de los efectivos de bomberos permitió rescatar a los dos hombres sin que estos sufrieran más golpes y también evitaron daños materiales con la retirada del andamio accidentado, que podría haber caído al vacío desde una altura de 15 metros, con los daños que hubiera provocado.

Los obreros mostraban esta mañana el motor que ayer pudo haber provocado la muerte a los compañeros y la nueva máquina, que se estaba colocando en su lugar. Mientras tanto, otros obreros seguían con las labores de adecentamiento de la fachada pero sin utilizar los andamios, a la espera de que se certificase su buen funcionamiento.

Sin embargo, reconocían que hasta ese momento nadie de la Inspección de Trabajo había ido a comprobar la situación en la que estaban trabajando ni las causas del accidente.

Segundo accidente

Durante la jornada de ayer, los trabajadores que sufrieron el accidente no acudieron a su puesto de trabajo, ya que se encontraban recuperándose de los golpes y contusiones sufridas en el aparatoso descuelgue del andamio y que obligaron a los efectivos sanitarios a trasladarlos al Hospital Universitario Puerta del Mar.

Asimismo, hay que recordar que se trata del segundo accidente laboral de estas mismas características que se produce en cuestión de meses. El pasado octubre, otros dos obreros también quedaron colgados de un andamio cuando se encontraban realizando labores de acondicionamiento de la fachada de un edificio situado en la Avenida de Andalucía de Cádiz. Al igual que en esta ocasión, los bomberos llegaron a tiempo para rescatar a los dos hombres y evitar una caída desde una altura de diez metros.