El alcalde, José María González, durante una visita al colegio público Santa Teresa el año pasado.
El alcalde, José María González, durante una visita al colegio público Santa Teresa el año pasado. - LV
EDUCACIÓN

El Ayuntamiento gastó en 2017 menos de 1.500 euros en conservar los colegios

La liquidación del presupuesto municipal de ese año refleja que de los 40.000 euros previstos inicialmente solo se ejecutaron 1.493,22 euro

CádizActualizado:

El Ayuntamiento de Cádiz invirtió en 2017 la cantidad de 1.493 euros en obras de reparación, mantenimiento y conservación en colegios públicos de la capital gaditana según se desprende de la última liquidación del presupuesto de gastos municipal disponible, correspondiente al año 2017. Ese montante económico representa una ayuda escasa de las arcas locales a los centros educativos de enseñanza pública si se compara con los años anteriores, en los que el gasto medio superó los 38.000 euros. En el año 2016 el gasto en edificios escolares fue de 38.077 euros, en 2015 (la mitad del año gobernó el PPy la otra mitad Podemos) 40.229 euros, en 2014 38.832 euros y en 2013 fue de 36.827 euros.

Esta secuencia revela que el dinero comprometido y gastado por el Ayuntamiento de Cádiz en 2017 fue sensiblemente menor que el resto de años precedentes y representa solamente el 4 por ciento de la partida económica destinada a arreglos el año anterior. Estas exiguas cifras de la liquidación del presupuesto municipal de 2017 referidos a la partida concreta de Reparación, Mantenimiento y Conservación de Edificios de Enseñanza (que envía periódicamente el Consistorio al Ministerio) contrastan con el mensaje de apoyo sin fisuras a la educación pública que han realizado en muchas ocasiones concejales del equipo de Gobierno, incluido el propio alcalde. Por ejemplo, hace menos de un año, el 30 de mayo de 2018, el regidor gaditano subrayaba durante la visita al colegio Santa Teresa para inspeccionar obras en desarrollo en ese y otros centros, que «la inversión para la mejora de las instalaciones de los colegios es una apuesta por la escuela pública». Sin embargo, el respaldo municipal el año anterior había sido más moral o ideológico que económico.

A día de hoy el Ayuntamiento no ha realizado aún la liquidación del presupuesto de 2018, un informe exhaustivo en el que se incluyen, entre otros parámetros, el crédito inicial presupuestado, si ha sufrido o no modificaciones, el crédito definitivo, el gasto comprometido, las obligaciones reconocidas netas, los pagos, las obligaciones pendientes a 31 de diciembre si las hubiera y el remanente de crédito. Se da el caso de que el crédito presupuestario inicial para la reparación y colegios ese año era de 40.000 euros pero dicha partida sufrió una modificación presupuestaria que la redujo en 33.606 euros situando la partida definitiva en 6.393 euros, de los cuales solo se ejecutaron -se gastó- 1.493,22 euros quedando otros 4.900 euros como remanente de crédito. Es decir, dinero consignado pero no utilizado.

La liquidación del presupuesto de gastos también arroja otra información llamativa como que de los 25.537 euros previstos para productividad de funcionarios de enseñanza solo se gastó 3.532 euros o de los 2.441 euros para reparación, mantenimiento y conservación de máquinas de las instalaciones de los colegios solo se destinó 71,15 euros a esta finalidad.

La defensa que el Ejecutivo de ‘Kichi’ realiza sobre la educación pública se ha reforzado desde el cambio de gobierno en la Junta de Andalucía, donde el gobierno de coalición del PPy Ciudadanos está brindando desde la administración andaluza más amparo, protección y promoción a la educación concertada. En base a ello, el Parlamento andaluz aprobaba recientemente, por ejemplo, pagar con fondos públicos la climatización de 600 colegios privados concertados en la comunidad autónoma.

Compensación en 2018

El Ayuntamiento no ha presentado aún ante los órganos competentes la liquidación del presupuesto correspondiente a 2018 y, por tanto, se desconoce cuál ha sido el gasto exacto orientado a realizar obras de mejoras y arreglos en los colegios públicos de la capital. Lo que sí parece es que será mayor que 2017 por cuanto se aprobaron 198.000 euros en obras de mejoras en diez colegios. Destaca el cerramiento del CEIP Celestino Mutis, ya ejecutado con un presupuesto de 51.000 euros, uno de los centros educativos que estaban más necesitados de inversión en la ciudad. A expensas de que el Consistorio presente la liquidación de 2018, con certeza el gasto resultante será superior a los simbólicos 1.493 del ejercicio anterior.

En cuanto a 2019, se han realizado trabajos de mejora de las instalaciones eléctricas en los colegios públicos gaditanos para subsanar defectos detectados y están en marcha en el colegio Campo del Sur las obras de reparación de las pistas deportivas, la cerrajería del patio y la sustitución de las persianas.

Las competencias de las administraciones públicas en esta materia ha sido en ocasiones fuente de conflicto. En este sentido, la Ley Orgánica de Educación 2/2006 dispone que la conservación y vigilancia de los edificios destinados a centros públicos de educación son responsabilidad del municipio.