Jóvenes durante la celebración de las barbacoas del Trofeo Carranza
Jóvenes durante la celebración de las barbacoas del Trofeo Carranza - víctor lópez
trofeo carranza

El Ayuntamiento de Cádiz plantea usar toda la playa para las barbacoas del Carranza

El equipo de Gobierno asegura que quiere recuperar «el sentido original de la fiesta» y pondrá todos los medios para ello

elena martos
Actualizado:

El Ayuntamiento de Cádiz tiene previsto abrir toda la playa para la celebración de las barbacoas de Trofeo Carranza. Así lo ha anunciado hoy el concejal de Fiestas y Participación Ciudadana, Adrián Martínez de Pinillos, que ha asegurado que la intención es «recuperar el sentido original de la fiesta y la espontaneidad de la ciudadanía».

Eso significa que «no va a haber acotaciones en la playa», ha dejado claro el edil, que también ha señalado que se movilizarán los servicios municipales que sean necesarios, entre ellos los de la limpieza. En estos últimos años la fiesta se había concentrado entre varios módulos de la playa Victoria, lo que reduce las molestias de ruido y, sobre todo, facilita las labores de limpieza y de seguridad.

Para determinar el dispositivo que será necesario, Martínez de Pinillos ha avanzado que «conforme se vaya viendo la asistencia, se van a adecuar esos servicios municipales para dar cobertura a la actividad». El Ayuntamiento plantea este cambio sin haberse reunido aún con la Demarcación de Costas, un encuentro que tienen pendiente y se llevará a cabo más adelante.

A juicio del edil de Participación Ciudadana, «lo que se estaba desarrollando en los últimos años no era una actividad en la que se respetara la espontaneidad de la ciudadanía, simplemente era una acotación para ir eliminando la fiesta». Según ha comentado, la ciudadanía reclama esa libertad.

Pero la última palabra no la tiene el Ayuntamiento. La medida tiene que contar con la aprobación tanto la Demarcación como la propia Junta de Andalucía, que es la encargada de los planes de playas en los que vienen contemplados eventos de este tipo. Fuentes de la Delegación provincial de Medio Ambiente han admitido a este medio que no tenían constancia de la intención del Ayuntamiento. En todo caso, han asegurado que «es posible que el plan de playas tenga recogida esa acotación que se ha venido aplicando en estos últimos años», con lo que habrá que estudiar detenidamente la situación para ver si hay posibilidad de satisfaccer las peticiones del Consistorio.

Será la semana que viene cuando se comience a revisar ese documento, que fue aprobado a principios de año y que regula desde la instalación de los chiringuitos a los conciertos de verano o los torneos que puedan celebrarse en la playa.

La Demarcación de Costas es la segunda puerta a la que tendrán que llamar, puesto que es la encargadar de realizar el informe favorable para un evento de este tipo. El jefe del departamento, Patricio Poullet, ha asegurado que «el cambio requiere de un consenso con unos y con otros» y en lo que respecta a su competencia, señaló que «se estudiará detenidamente para ver si tiene cabida la propuesta». Eso sí, a modo de valoración, consideró que «de entrada no parece lógico ocupar toda la playa para una celebración como esta, porque tiene un impacto en otros usos».

Precisamente la suciedad que genera la celebración es motivo de debate cada verano. De hecho, la ciudad ya cuenta con el precedente de la pérdida de la bandera azul en la playa Victoria en 2011 por un análisis realizado justo después de la fiesta que no ofreció resultados óptimos.