CÁDIZ

Defensa contacta con Navantia para aplicar leves cambios en los nuevos BAM

El ministro Montoro anuncia en Cádiz que el Gobierno aprobará este viernes el calendario financiero de este encargo para la Armada

CÁDIZ. CÁDIZActualizado:

Los dos nuevos Buques de Acción Marítima (BAM), que construirá Navantia par la Armada, sufrirán una leve modificación técnica con respecto a las cuatro unidades de la primera fase. Este periódico ha podido saber que el Ministerio de Defensa ya ha contactado con los ingenieros de la empresa naval para introducir algunas novedades y actualizar varios de los equipos. El diseño de los barcos de esta segunda fase será idéntico a los que salieron del astillero de San Fernando entre 2006 y 2012, lo que agilizará, por tanto, su construcción.

En este sentido, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, aprovechó ayer su presencia en Cádiz para anunciar que el Gobierno de la nación aprobará el próximo viernes el calendario de financiación de este nuevo encargo de la Armada a Navantia. Indicó que el Consejo de Ministros fijará el gasto plurianual para la construcción de los dos buques, que suponen una inversión de 400 millones de euros y 2,2 millones de horas de trabajo, repartidas entre el astillero de Ferrol y el de San Fernando. De esa manera, se habilitarán los recursos financieros a través del Ministerio de Industria para financiar la construcción de ambos buques.

Mientras Montoro avanzaba en Cádiz algunos entresijos de la contratación de los BAM, los representantes de los trabajadores de Navantia mantenían una reunión en Madrid con la dirección de la compañía para saber qué futuro le depara a la empresa ante los últimos anuncios de carga de trabajo. Fuentes consultadas por LA VOZ destacaron que el único encargo cerrado que hay sobre la mesa en estos momentos es el de los BAM y «aún no hay fecha de inicio de la obra». El abanico de expectativas que se abre sobre Navantia es grande y variado, pero, de momento, «el único acuerdo atado resulta insuficiente para garantizar la viabilidad de los astilleros públicos».

Los representantes del comité intercentros de Navantia repasaron junto a los responsables comerciales de la empresa los principales contratos que podrían fructificar a corto plazo. Así, y por orden de prioridad, se aludió al quinto gasero, encargado por Gas Natural. Navantia y la compañía gasista aún no han firmado el contrato para su construcción. El próximo 2 de junio se celebrará una reunión en Cádiz para perfilar el acuerdo. De momento, siguen las negociaciones técnicas sobre el diseño de este barco, que se fabricará en el astillero de Puerto Real. El Comité intercentros se interesó por la fecha de inicio de la obra, pero Navantia aún no sabe nada sobre este punto.

En este mismo encuentro también se debatió sobre el contrato eólico con Iberdrola. La compañía eléctrica participa en un megaproyecto eólico-marino en Alemania y ya ha adjudicado a Navantia la construcción de 70 plataformas para el soporte de los molinos. Sin embargo, Iberdrola se quiere tomar ahora su tiempo antes de autorizar definitivamente la construcción de estos 'jackets'. Su Consejo de Administración decidirá el próximo octubre si sigue adelante con esta inversión.

Ante esta situación, el ministro Montoro dijo ayer en Cádiz que existe «una cartera de pedidos importante por delante». Se mostró «convencido» de que «van a llegar más acuerdos» y subrayó la importancia que tendrá para el empleo directo en Navantia, para la industria auxiliar y lo que representa de «movilización económica para Cádiz».

Los tres viajes que ha realizado el Rey Juan Carlos en el último mes a los países del Golfo Pérsico han levantado el ánimo a los directivos de Navantia, que ven con expectación como algunas de sus ofertas comerciales podrían cuajar a medio plazo. El monarca español ha logrado fortalecer las relaciones comerciales con estos países, donde España tiene importantes intereses económicos, sobre todo, en materia de infraestructuras. El Rey inició su periplo por Oriente Medio el pasado abril con escalas en los Emiratos Árabes y Kuwait, donde Navantia persigue contratos millonarios para la construcción de fragatas y corbetas. No hay que olvidar que los países del Golfo Pérsico han anunciado su interés por renovar y modernizar su flota. Por esta razón, han solicitado información sobre unidades de defensa. El segundo viaje lo hizo don Juan Carlos a primeros de mayo a Omán y Bharein. En este caso, hay interés por la contratación de un BAM. La última gira ha tenido lugar esta misma semana. El Rey se ha desplazado a Arabia Saudí, donde su gobierno ha confirmado a Navantia interés por la construcción, en una primera fase, de cuatro a seis fragatas de última generación, similares a las F-100 de la Armada Española. Navantia se ha posicionado como una de las mejores ofertas presentadas al contar con uno de los sistemas de combate más potentes del mundo, el sistema 'Aegis'. Sin embargo, el viaje que se espera con impaciencia es el que realizará en junio a Catar, donde está previsto que se resuelva a favor de España un contrato para la construcción de cuatro corbetas.