José Blas Fernández, Ignacio Romaní y Mercedes Colombo, en el Pleno celebrado ayer. | A. V.
CÁDIZ

José Blas, contra el INE

Antonio M. De la Vega
Actualizado:

Que el número de habitantes en Cádiz está en caída libre desde hace años es un dato irrefutable. Lo dice el Instituto Nacional de Estadística (INE). El último dato habla de 122.990 personas empadronadas en la ciudad. Cádiz se sitúa muy lejos ya de los habitantes censados en Jerez y cada vez tiene más cerca a Algeciras, San Fernando o Chiclana. Se trata de una situación que se debatió en el Pleno Ordinario celebrado ayer en el Ayuntamiento de Cádiz a instancias de una propuesta de Izquierda Unida.

La oposición coincidió en pedir una comisión, en la que estén integradas las distintas administraciones, y que sirva para buscar medidas que palien el constante éxodo de gaditanos. Especial preocupación suscita la salida de cada vez más jóvenes. Según dijo Sebastián Terrada (IU), «en los últimos 20 años la ciudad ha perdido el 45% de su población joven. Hay que ver por qué se están yendo».

El portavoz del PSOE, Fran González, miraba hacia el futuro con los datos de una proyección que indica que, con la tendencia actual, «en 2035 podríamos encontrarnos cerca de los 100.000 habitantes», por lo que pedía la consecución de un «acuerdo global».

La respuesta a estas peticiones por parte del equipo de Gobierno fue -como sucedió con todas las propuestas de la oposición- votar en contra de la constitución de esta comisión. El motivo esgrimido por el portavoz, José Blas Fernández, es que los números que da el INE no le cuadran. El teniente de alcaldesa puso estos datos de población en tela de juicio por varios motivos.

Ante todo dijo que los datos no se corresponden con la realidad de la ciudad. Según explicó, el propio INE dice que en Cádiz capital hay 48.900 viviendas. «Si se multiplican las mismas por 2,8, que es el número medio de personas por hogar que estipula la ley para hacer estos cálculos, a la ciudad le corresponden 141.000 habitantes» (aunque la cuenta no termina de cuadrar).

Fernández volvió a acusar a la Consejería de Vivienda de no aportar los datos solicitados sobre el número de viviendas vacías que hay en Cádiz. «Calculamos que son unas 2.500 sin datos de la gente que vive en ellas», dijo.

Sobre la disminución de población joven, apuntó que uno de los motivos es que «de los años sesenta al setenta había empadronados en Cádiz 12.000 jóvenes más. Eran los que hacían la mili en Cádiz, que estaban obligados a estar empadronados. Desapareció el Servicio Militar obligatorio que había entonces, gracias al señor Aznar, y resulta que automáticamente esa gente dejó de hacer la mili, como es lógico. Es bueno que se sepa».

Con todo, José Blas Fernández insiste en que el censo real de Cádiz ronda los 135.000 habitantes.