CÁDIZ

Los funcionarios no cenan esta Navidad

Los restaurantes gaditanos se resienten por los recortes de las pagas extraordinarias

CÁDIZ.Actualizado:

A hotelero flaco todo se vuelven pulgas. Por si el sector no tenía suficientes apuros para mantener la demanda de sus servicios, ahora comienza a notar que en estos días faltan los funcionarios. Tras la supresión de la paga extraordinaria de Navidad, los trabajadores públicos se han abstenido de quedar con compañeros y amigos para cenar en restaurantes. Esto es lo que cuentan todos los dueños de establecimientos consultados, como el propietario de El Cantábrico de Cádiz, Francisco Sánchez, quien aclara que solo ha organizado en esta fechas una cena de Navidad, «y no tengo aún ninguna reserva», comentaba ayer. Antes de que la crisis se instalara en este país, el mismo restaurante gaditano celebraba entre veinte y treinta cenas de este tipo, «y con mucha más gente cada una de ellas. Antes los grupos eran de 30 personas y ahora no pasan de 15».

El presidente de la patronal hostelera Horeca, Antonio de María, explicó que la situación se agrava año tras año. «No dejamos de caer en demanda. En estas Navidades están faltando colectivos enteros como las enfermeras, los empleados de Hacienda, los de la Seguridad Social... Faltan todos, porque han tenido que recortar de lo prescindible, y la gente no se va a quedar sin sus celebraciones familiares en casa, sin los Reyes. Recortan de las salidas a la calle. Ha sido determinante para hundirnos que les hayan quitado la paga a los funcionarios», sentencia De María.

El dueño de El Cantábrico apunta también que en esta ocasión no celebrará cotillón de Fin de Año «porque el de 2012 ya me dio solo para cubrir gastos, y encima arriesgas dinero y te haces responsable de la seguridad de este tipo de celebraciones. No merece la pena», concluye Sánchez.

El problema de la demanda no son los precios, puesto que estos han bajado notablemente durante los últimos años. Ahora es fácil salir a cenar con los compañeros por unos 20 euros. También hay ofertas excepcionales en establecimientos de lujo como la que anuncia el Hotel Playa Victoria, que ofrecerá el día 1 de enero por primera vez un 'brunch' (a medio camino entre el desayuno y el almuerzo anglosajón) por solo 18,5 euros. Se servirá desde las once de la mañana hasta las dos de la tarde. La dirección del hotel espera que la iniciativa sirva para atraer a los gaditanos hasta este alojamiento emblemático. También se pueden encontrar en el mercado hasta menús por ocho euros en locales que no tienen tanta fama pero sí muchas ganas de hacerse con la clientela.

Muere el cotillón

El empresario de la discoteca Holiday, José Luis Rodríguez, apunta que el concepto de cotillón, «entendido como una fiesta de lujo, de media gala, se ha perdido ya, porque eso cuesta dinero». Según este hostelero gaditano, ahora se celebran, como mucho, fiestas particulares para un grupo «pero no un cotillón como se hacía antes». Rodríguez coincide en que este año está siendo muy duro, «lo achaco a la crisis, que ya vimos venir en 2007, y que está siendo demasiado larga. Muchos hosteleros no tienen musculatura económica para aguantar tanto tirón sin clientela».

Este empresario, que arriesgó inaugurando en 2009 una cocina anexa a su sala de fiestas, quiso dar esperanza a sus compañeros apuntando que prevé que 2013 y 2014 sean mejor. «Nosotros comenzamos 2012 sin ninguna reserva y para el año que viene ya tenemos seis eventos cerrados, e incluso otro para 2014», concluye Rodríguez.