La Esperanza de la Yedra, en su paso de palio. :: J. C. CORCHADO
Jerez

La Esperanza vuelve a casa, San Miguel

La hermandad de la Yedra visita la que fue su sede canónica en la década de los sesentaEl traslado dará comienzo a las cinco y media de la tarde y el triduo empezará el próximo jueves

JEREZ.Actualizado:

La Esperanza de la Yedra vuelve hoy a la que fue su casa, la parroquia de San Miguel. Así lo ha querido la hermandad que preside Ildefonso Roldán con motivo de la coronación canónica de Nuestra Señora de la Esperanza, y así lo han permitido tanto el párroco de la de San Miguel, el canónigo doctoral Ángel Romero Castellano, como la delegación diocesana de hermandades y cofradías, que ha permitido el traslado. La hermandad ha decidido apostar en esta ocasión por dotar de nuevos contenidos a un mes de diciembre que desde hace unos años es propiedad, prácticamente en exclusiva, de la hermandad de la Madrugá jerezana.

Frente a las visitas de años anteriores al Oratorio Festivo, traslados que llenaron de sentido a la Esperanza de los niños, la cofradía apuesta ahora por una visita institucional y solemne a la que fue su casa en la década de los sesenta, la parroquia de San Miguel. Desde 1963 hasta 1967, la corporación de la Plazuela realizó su salida procesional desde la iglesia que hoy y siempre ha sido sede canónica de la hermandad del Santo Crucifijo de la Salud, que también ha recibido con júbilo la llegada de la Esperanza al altar mayor de San Miguel. Será una semana intensa por tanto, siete días que servirán para que la Esperanza de la Yedra y el barrio de San Miguel abracen su propia historia, comprendan sus propias raíces, y no olviden las vicisitudes que hicieron que la hermandad de la Yedra, tuviera que abandonar su preciosa capilla en la Plazuela desde el año 1946 hasta el 1972. Veinticinco años labrando un futuro que llegó al año siguiente, cuando la capilla de la Yedra les fue entregada por el cardenal Bueno Monreal, y de donde nunca más han tenido que huir, salvo para celebrar sus cultos en la parroquia de Madre de Dios con mayor amplitud.

Los cultos

La hermandad de la Yedra ha preparado con esmero tanto los traslados de ida y vuelta, como los cultos que se desarrollarán en el altar mayor de la parroquia. Tanto el párroco como la hermandad sacramental del Santo Crucifijo han facilitado todos los elementos necesarios para que la cofradía pueda celebrar con normalidad su triduo en el altar mayor, pero lo cierto es que la mayordomía de la Esperanza ha brillado con luz propia a la hora de preparar el altar que cobijará la imagen de la Esperanza de la Yedra cuando llegue hoy a San Miguel.

La Esperanza saldrá a las cinco y media de su capilla, y está previsto que llegue a San Miguel una hora y media después. La Santísima Virgen recorrerá el siguiente itinerario: Capilla de la Yedra, Plazuela Nuestro Padre Jesús de la Sentencia, Sol, Pedro Alonso, Caballeros, Pavón, Plaza Santos, Barja, Plaza León XIII, Parroquia de San Miguel. La diputación mayor de gobierno de la Yedra ha trabajado intensamente en las últimas semanas para concienciar a los hermanos de la Madrugá de la importancia que tienen estos cultos para la hermandad, y la respuesta ha sido más que positiva. Ya se han sacado casi cuatrocientas papeletas de sitio, lo que garantiza un cortejo de recuerdo imborrable por las calles del barrio de San Miguel, y la corporación ha contratado una coral de campanilleros para acompañar a la Esperanza cantando villancicos durante el recorrido, confeccionando una imagen inédita en la Plazuela.

Los cultos en San Miguel comenzarán, tras la recepción canónica que correrá mañana a cargo de Romero Castellano, el próximo jueves. Ese día, a partir de las ocho y media de la tarde, dará comienzo el triduo solemne que la diputación de cultos ha elaborado, y que acercará al presbiterio de San Miguel a tres destacados oradores sagrados, Antonio López, deán de la Santa Iglesia Catedral, Manuel Lozano, mayordomo de la misma y José Carlos Mellado González, Caballero de la Orden de San Clemente y San Fernando y párroco de la de San Sebastián de la Villa de Puerto Real. La función solemne en la festividad de la Esperanza la tendrá a su cargo el párroco de San Miguel, que celebrará la eucaristía con la Esperanza de la Yedra a sus pies, ya que está previsto que toda la jornada del domingo la Santísima Virgen permanezca expuesta en solemne ceremonia de besamanos en la nave principal del templo centenario.

La Esperanza abandonará San Miguel el próximo domingo, a partir de las siete de la tarde, en un traslado de regreso que servirá para poner fin a unos cultos que marcarán un antes y un después en la preparación que la cofradía que dirige Ildefonso Roldán está teniendo de cara a la coronación canónica de su dolorosa en 2013.